Project Description

¿Se puede abortar un mioma?

En esta ocasión el Dr. Otto Paredes, experto en fertilidad de Creafam nos comparte un caso muy poco común, a esta paciente le habían dicho que debían quitarle el útero por tener un mioma abortado, se trata de miomas subseroso pediculados que son expulsados hacia la vagina, también se conocen como miomas prolapsados.

Afortunadamente, nuestra paciente decidió acudir a Creafam y logró preservar su útero.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Acerca de los miomas abortados

Se trata de una paciente de 46 años de edad quien venía presentando sensación de peso en el abdomen durante varios meses, posteriormente se agregaron eventos de sangrado genital, finalmente esta sintomatología fue mucho más severa, mucho más aguda, por lo cual consultó con un médico ginecólogo quien al examinarla encontró el mioma abortado en vagina, es decir, todavía unido por su pedículo a la cavidad uterina y le propuso histerectomía… Afortunadamente ella tenía una amiga que había sido paciente nuestra en Creafam Veracruz y le recomendó asistir a la consulta para tener una alternativa más conservadora.

Diagnóstico y tratamiento de miomas

Bueno entonces, aunque nuestra paciente ya traía un diagnóstico pues procedemos a hacer la evaluación. Primero coloque el espejo vaginal para confirmar la presencia de la tumoración en vagina, confirmé que se trataba de un mioma, puede apartarlo un poco y verificar que el pedículo efectivamente venía del canal cervical, que no se trataba de un mioma del cuello uterino sino que venía de adentro del canal ¿Y entonces que hice? posteriormente coloque un ultrasonido por vía abdominal porque también es importante confirmar si se trataba de un solo tumor. Por vía abdominal verificamos que no habían más miomas de tipos subseroso o intramurales.

En el caso de ella además hice un ultrasonido por vía vaginal para tratar de evaluar con más detalle la presencia… Del trayecto a través del cuello uterino y que existiesen otros miomas submucoso. Era curioso porque aunque no se veía el pedículo como tal, si se veía el cuello uterino, el trayecto del cuello uterino entre abierto y ocupado. Entonces de esa manera, combinando la información clínica y por ultrasonido, determinamos que se trataba de un mioma único, submucoso, abortado hacia vagina.

Tipos de miomas según su ubicación

Los miomas uterinos se pueden clasificar por su ubicación en tres tipos: Existen los miomas subserosos que crecen por fuera de la cavidad uterina, los miomas intramurales que crecen en el grosor del músculo uterino y los miomas submucosos que crecen hacia dentro de la cavidad.

En el caso de nuestra paciente se trataba de un mioma submucoso pediculado que fue creciendo y finalmente ¿Qué ocurrió? El útero, al detectar la presencia de ese cuerpo extraño, fue presentando contracciones para expulsarlo. En la medida que fue pasando el tiempo, el pedículo que unía el mioma al cuerpo uterino pues se fue estirando, se fue estirando, hasta que finalmente cuando ya se encontraba a nivel del cuello se expulsó, entonces el tumor como tal quedó expulsado hacia la vagina pero el pedículo que lo une todavía persistía unido a la cavidad uterina, de esa manera se clasifica como un mioma submucoso abortado, más todavía se encontraba unido a la cavidad.

Es importante dejar claro que aunque el término “abortado” suena como que fue ya expulsado, realmente el mioma todavía estaba unido al cuerpo uterino, es decir, no se aborta como puede ocurrir en los casos de obstetricia o en el caso de los embarazos. El mioma está en la vagina más todavía permanece unido al útero, es imposible que un mioma sea expulsado en forma natural o espontáneamente fuera del cuerpo uterino ya que siempre permanece unido a las fibras musculares y necesita ser resecado con cirugía. ¡Y está aclaratoria que es muy importante! Porque con muchas frecuencia nos escriben haciendo preguntas similares: ¿Puedo tomar algún medicamento? ¿Podemos tomar algún tipo de té para ayudarme a expulsar el mioma? o alguien me dijo una vez que tomando X medicamento se expulsó el mioma, se eliminó solo… Eso no ocurre. Los miomas submucosos se resecan solamente con cirugía. Entonces, encontrando el mioma dentro de la vagina pudiésemos pensar “Bueno, lo podemos fijar, cortar ahí la base y con eso solucionamos el problema, al fin y al cabo el mioma ya se encontraba afuera”… El tema es que el pedículo es muy grueso, por lo tanto está muy vascularizado, si hacemos eso podemos desencadenar una hemorragia que puede ser muy peligrosa de manera tal que la estrategia es diferente.

Cirugía del mioma abortado

Entonces llevamos a nuestra paciente a quirófano y bajo los efectos de anestesia peridural para que no tuviese ningún malestar, ningún dolor, abordamos el mioma. Primero fijamos el tumor con una sutura, colocamos vasopresina para disminuir la vascularización y el riesgo de sangrado y posteriormente entramos con el histeroscopio.

La histeroscopia nos permite visualizar de manera directa el canal cervical y la cavidad uterina y a través de este sistema podemos utilizar instrumentos quirúrgicos bien sean eléctricos o tijeras. En este caso abordamos con el histeroscopio, evaluamos todo el trayecto del pedículo y entonces con electrocirugía fuimos electrocoagulando todo el trayecto del pedículo de manera de cortar la vascularización, una vez que lo habíamos desvascularizado entonces si procedímos a cortar el pedículo ya con la seguridad de que no nos iba a sangrar, una vez que resecamos todo el pedículo finalmente extrajimos el mioma y no hubo ninguna complicación de sangrado que es la principal que había que evitar.

Muchas veces nos escriben pacientes preguntándonos sobre este tipo de cirugía, si solamente atendemos pacientes que desean fertilidad, nuestra paciente ya tenía tres hijos, realmente se trata de un trastorno ginecológico que estaba causando problemas de dolor, de sangrado que había que resolver, no le hicimos por ejemplo histerectomía, dices “Quitas de el útero, solucionas el problema” al fin y al cabo se trata de una mujer de 46 años que ya tiene hijos, que ya tiene su paridad completa, realmente no es lo mismo realizar una cirugía ambulatoria donde quitamos solamente el tumor como fue este caso, frente a una cirugía mucho más grande que amerita hospitalización como puede ser la histerectomía que además implica el riesgo de más complicaciones quirúrgicas o de complicaciones a largo plazo, como pueden ser: Disminución de la fuerza el piso pélvico, algunas mujeres pueden experimentar al futuro dificultad con su actividad sexual o inclusive incontinencia urinaria, entonces el ofrecer alternativas más conservadoras para solucionar un problema de este tipo pues si pensamos que es una alternativa de primer orden.

“Estamos disponibles tanto en Puebla como en Veracruz para consultas presenciales o virtuales, si ya tienes un diagnóstico previo y deseas una segunda opinión, una consulta por videollamada puede ser una alternativa”

Agenda tu consulta
Dr. Otto Paredes
Dr. Otto Paredes
Experto en Fertilidad
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?