Project Description

10 Alimentos PROHIBIDOS durante el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo de la madre tarda más en procesar los nutrientes y toxinas. Cuando estos se acumulan traen complicaciones en su salud y la del bebé, por eso hay alimentos que deben evitarse, aunque toda tu vida los hayas consumido.

Recuerda que #SaberEsPoder y la Nutrióloga Marisol Navarrete, Mtra. en Nutrición clínica y Asesora de lactancia de Creafam nos explica los 10 alimentos prohibidos durante el embarazo.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Introducción

Lo que comes durante el embarazo puede proteger tu salud e impulsar el desarrollo de tu bebé o también puede propiciar enfermedades y complicaciones como anemia, preeclampsia, diabetes gestacional o infecciones gastrointestinales, las cuales pueden traer graves consecuencias como abortos, partos prematuros, bajo peso al nacer y complicaciones en el desarrollo del bebé, por eso en este video quiero platicarte sobre aquellos alimentos que no son seguros de consumir durante esta etapa y por lo tanto debes evitar. Recuerda que saber es poder y aunque tu bebé pase solo nueve meses en tu pancita, la nutrición y protección que le brindas en esta etapa lo acompañarán toda su vida.

Alimentos crudos

Todos hemos escuchado que durante el embarazo está prohibido consumir pescados y mariscos crudos, pero en realidad además de estos, hay que evitar cualquier alimento crudo de origen animal como cerdo, cordero, pollo, res, huevo, etc. ya que pueden contener bacterias o parásitos como el toxoplasma. La toxoplasmosis es una infección parasitaria que casi no afecta a la mamá pero en el bebé puede ocasionar daños graves en su desarrollo cerebral, en su sistema nervioso, su piel, oídos, que tengan bajo peso al nacer o un parto prematuro.

Para reducir los riesgos si te gusta la carne término medio o tres cuartos ahora pide la bien cocida y evita a toda costa el consumo de alimentos crudos o poco cocidos ya sea sashimis, cocteles, ceviches o sushi. ¡Tengan cuidado de echarle limón al pescado! Eso no lo cuece, sólo lo cambia de color, el limón no mata los parásitos. Si pides un sushi que no tenga nada crudo si te lo puedes comer pero aguas con aquellos que son empanizados o fritos, que aunque en teoría no tienen nada crudo, pueden tener exceso de grasa y no son lo ideal.

Las mayonesas y aderezos comerciales usan huevos pasteurizados y son seguras, pero hay que tener cuidado con las preparaciones caseras de mayonesa, aderezo césar, cremas, merengues o el famoso licuado de la abuela que le echa el huevo crudo, ya que puede contener salmonelosis y de igual manera causar graves complicaciones.

Lácteos no pasteurizados

Leche de vaca, oveja o cabra que no hayan pasado por el proceso de pasteurización pueden contener bacterias como salmonella, e-coli o listeria que causan enfermedades graves, lo mismo pasa con sus derivados como el yogur, cremas o quesos blandos como el queso blanco, feta, panela, queso de cabra. Siempre asegúrate que los lácteos en su etiqueta digan que están elaborados con leche pasteurizada.

Pescados altos en mercurio

Pescados altos en mercurio. Aunque estén perfectamente cocidos, los pescados grandes suelen tener mucho mercurio y el exceso de mercurio puede provocar daños neurológicos y cerebrales en el bebé. Peces grandes como el atún rojo, el tiburón, el pez espada y pez lucio tienen demasiado mercurio. Si te gusta el pescado bien cocido y preparado te recomiendo el salmón, las sardinas, el bacalao, la trucha o la tilapia, que además de ser seguros son una excelente fuente de omega para el desarrollo neuronal del bebé.

Embutidos o carnes procesadas

Las carnes procesadas como el chorizo, la salchicha, el tocino, el jamón y patés son altos en sodio, conservadores y grasas saturadas de modo que no son recomendables en ninguna etapa de la vida pero además como son carnes frías o crudas pueden estar contaminadas por patógenos y provocar enfermedades, así que yo te recomiendo no consumirlas pero en caso de que lo hagas por favor darle una buena asadita en el sartén.

Frutas y verduras no desinfectadas

Frutas y verduras no desinfectadas. Todas las frutas y verduras son una excelente fuente de vitaminas y minerales y por lo tanto es súper importante su consumo durante el embarazo, pero no importa si se tratan de cultivos caseros, si son 100% orgánicas o si provienen de viveros herméticos al medio ambiente. ¡Todas las frutas y verduras deben desinfectarse antes de consumirse!

Tienes que lavarlas y desinfectarlas súper bien porque también pueden estar contaminadas con diferentes bacterias y causar enfermedades graves con consecuencias en el bebé como las que ya hemos mencionado.

Alimentos refinados o con alto contenido de azucar

Aunque no están prohibidos completamente y si tus niveles de glucosa van bien durante tu embarazo, puedes consumirlos con mucha moderación, pero es importante que sepas que durante el embarazo las mujeres pueden ser más resistentes a la insulina que es la hormona que controla los niveles de glucosa en sangre y por lo tanto es más fácil que la glucosa se llegue elevar y en algunos casos desarrollar diabetes gestacional, la cual puede provocar consecuencias graves en la mamá y en el bebé como partos prematuros, bebés muy grandes o que tengan dificultades respiratorias al nacer, hipoglucemia y sean más susceptibles a desarrollar diabetes y obesidad en un futuro.

Alimentos enlatados o altos en sodio

Alimentos enlatados y con alto contenido de sodio. Los alimentos enlatados pueden contener Bisfenol-A, BPA por sus siglas en inglés, el cual en cantidades muy elevadas resulta tóxico para el organismo, además la gran mayoría de los alimentos enlatados tienen alto contenido de sodio que puede elevar la presión arterial y provocar retención de líquidos esto no quiere decir que si comes un alimento enlatado vas a tener complicaciones inmediatas, simplemente es mejor evitarlos en la mayor medida posible.

Cafeína

Cafeína. La cafeína no está prohibida pero si debemos limitar su consumo a no más de 200 miligramos al día que equivalen a 2 tazas máximo, pero si te vas a un restaurante donde no sabes qué tan cargado está es mejor evitarlo. El exceso de cafeína puede provocar aumento de la presión sanguínea y del ritmo cardíaco y recuerda que no solo lo encuentras en el café también está en algunos tés refrescos y chocolates.

Alcohol

Aunque no es un alimento está completamente prohibido en el embarazo. El exceso puede causar daños irreversibles en el desarrollo del bebé. Debido a que no existe una cantidad mínima segura es mejor evitarlo completamente. Si tomaste alcohol porque no sabías que estabas embarazada, no te asustes… Por una sola ocasión seguramente todo estará bien y evítalo completamente de ahora en adelante.

Jugos y alimentos preparados

Finalmente, algunos de los problemas más comunes se originan en alimentos que en teoría si están permitidos… Pero que se preparan con demasiada anterioridad o poca higiene. No es lo mismo tomar un licuado de fruta recién hecho en casa que tomar uno en la calle, que puede llevar tres o cuatro horas expuesto al aire libre. La contaminación de alimentos puede ocurrir incluso en los sandwichitos que ya vienen empaquetados y refrigerados o en los guisos preparados del supermercado. Si compran alimentos preparados verifiquen la higiene y asegúrense que estén elaborados al momento.

“Espero que este video les ayude a llevar una mejor nutrición durante su embarazo y ojalá pronto nos veamos en Creafam o en un próximo video”

Agenda tu consulta
Mtra. Marisol Navarrete
Mtra. Marisol Navarrete
Nutrición clínica y lactancia
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?