Project Description

Los 10 peores errores de las embarazadas

Hoy no vamos a hablar de “errorcitos” como comer mal, dormir poco, comprar este o aquel pañal… Vamos a revisar errores poco conocidos, pero que pueden ser severos o incluso mortales para el feto.

El Dr. Carlos Monsalve, especialista en Ginecología y Obstetricia de Creafam ha atendido muchos casos complicados a lo largo de 15 años de experiencia y nos comparte algunos consejos porque cuando se habla del embarazo, mujer precavida en verdad vale por dos #SaberEsPoder

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA
Error #10: Usar cremas para reducir las manchas de la piel.

Durante el embarazo los cambios hormonales pueden producir que a las mamas el rostro o en general la piel se les llene de manchitas, y claro, nunca falta la amiga que les dice “Hay, mira, usa esta crema que a mi me sirvió perfecto cuando me salieron manchas y se me quitaron luego, luego”

Algunas cremas antimanchas e incluso algunas cremas contra barros y espinillas contienen hidroquinona, este químico es un teratogénico es decir que puede producir malformaciones congénitas en el feto.

Por favor revisen que las cremas que usen, particularmente las que son antimanchas y antiarrugas no contengan hidroquinona ni retinol. ¿Y porqué el retinol no?

Error #9: El exceso de ácido fólico y vitaminas en el embarazo.

Si estás viendo este video seguramente ya sabes que el ácido fólico y las vitaminas son esenciales para el desarrollo del bebé, especialmente en el primer trimestre, pero… Es muy común recibir casos en los que algunas mujeres dicen “Es que no sabía que ya estaba embarazada” Así que a partir del día que me enteré empecé a tomar dos o tres pastillas en lugar de una.

El ácido fólico, la vitamina B12 y la vitamina A o retinol son esenciales para el feto, pero su consumo en exceso está relacionado a un incremento en las posibilidades de desarrollar autismo o tener trastornos genéticos. Por favor consulten con su médico la dosis adecuada de cada suplemento alimenticio que consuman.

Error #8: Consumir medicamentos sin hablar con tu médico.

Esto nos suena bastante lógico a la mayoría de las personas, pero hay muchos medicamentos que estamos acostumbrados a consumir de forma tan regular que lo hacemos sin pensarlo, o escuchamos que a otra embarazada se lo recetaron así que suponemos está bien para mi, pero en realidad podría ser muy dañino.

Por ejemplo, para ciertas mujeres un poco de ácido aceitil salicílico o aspirina puede ayudar a reducir su riesgo de preeclamsia, pero para muchas otras mujeres puede producir hemorragias e incluso alterar los vasos sanguíneos del feto, por este motivo no solemos publicar recomendaciones sobre medicamentos en foros públicos y el consumo de cualquier medicamento debe ser valorado por tu propio médico, incluso si piensas que se trata de algo tan simple como tomar una aspirina.

Error #7: No usar el cinturón de seguridad correctamente.

Al momento de subirse al auto y ponerse el cinturón muchas mujeres sienten que la presión es excesiva y que están poniendo en riesgo a su bebé, así que se inventan sus propias maneras de pasarse el cinturón, solo por un brazo, o quizá no usan la parte de abajo y solo se cruzan lo de arriba, pero por favor creanme, es mejor usar e cinturón de seguridad de la forma tradicional, completamente cruzado con una parte en la parte baja del vientre y la otra parte sobre el pecho.

Error #6: Pensar que un flujo o sangrado es normal.

No me voy a cansar de decirlo en tantos videos como pueda “Ningún flujo o sangrado es normal durante el embarazo”. Además de ser una clara indicación de que algo está fallando, cualquier salida de flujo o sangrado significa una posible entrada para una infección, de modo que incluso si el flujo o sangrado desaparece una infección podría haber entrado y poner en riesgo el embarazo. Por mínimo que les parezca avisen a su médico de cualquier flujo o sangrado.

Error #5: No asistir a una consulta preconcepcional.

Existen una infinidad de complicaciones que pueden evitarse si desde un principio la futura madre platica con el médico y este hace una evaluación integral, lamentablemente estamos acostumbrados a casi no ir al médico al principio del embarazo y conforme el embarazo avanza y aparecen complicaciones empieza a haber consultas cada vez más seguido, en verdad lo ideal sería hacer más consultas al principio del embarazo y reducir las visitas poco a poco.

Error #4: Bañarse en tinas muy calientes.

Especialmente durante el primer trimestre se debe evitar bañarse en tinas con agua caliente, o los baños con temazcal, aguas termales, incluso darse duchas con agua muy caliente por periodos prolongados.

Las duchas calientes pueden producir que la presión de la mamá baje y tenga problemas circulatorios, pero lo que es mucho peor aún es que la temperatura en el interior de la panza puede elevarse rápidamente, la temperatura normal del cuerpo humano es de 36 grados y arriba de 38 puede comenzar a producir daños en el cerebro del bebé.

De hecho esto también aplica si un día van a la playa y deciden asolearse, por favor consideren que la mamá puede refrescarse con la brisa que sopla o con una bebida fría, pero todo el tiempo que pasen asoleándose la pancita y su bebé se están calentando.

Error #3: No vacunarse adecuadamente.

Las vacunas durante el embarazo servirán para proteger tanto a la madre como al bebé, pero hay que tener cuidado con cuales si deben aplicarse y cuales no, porque no podemos arriesgar a que la mamá se enferme por alguna reacción, pero tampoco podemos dejar desprotegido al bebé contra infecciones que pueden ser mortales en un recién nacido.

Las vacunas que deben aplicarse son la DPT y la de la influenza, especialmente en esta época de contingencia.

Error #2: Mantener contacto con gatos.

Es extremadamente común que los gatos estén infectados por un parásito llamado toxoplasma, este parásito puede encontrarse en las heces de los gatos, en la tierra del jardín o en alimentos mal cocidos, si la mamá se infecta no tendrá muchos problemas, quizá un poco de cansancio malestar y fiebre por un mes, pero el bebé puede sufrir de daño ocular, retraso del crecimiento, malformaciones o sufrir un aborto.

Por favor procuren no tener contacto con gatos, que alguien más limpie su caja de arena, siempre usen guantes al realizar jardinería, hiervan o cuezan bien todos los alimentos y laven sus manos con regularidad.

Error #1: No realizarse todos los estudios.

Seguramente alguna vez han escuchado a alguien decir “Hay, pero si antes las mamás no se hacían ningún estudio ni iban a consultas y todo salía bien” Pero la verdad es muy distinta… Las invito a que por favor hagan la prueba, entren a Google y busquen la frase mortalidad materno infantil en México o en el país en el que se encuentren y seguramente van a encontrar una gráfica muy parecida a esta:

En los últimos 20 o 30 años hemos disminuido a la mitad la cantidad de muertes y enfermedades relacionadas al embarazo y parto y si quisiéramos irnos más lejos en el último siglo la disminución ha sido del 80 o 90%

Aún así, actualmente unas mil madres mueren cada año en México por causas prevenibles relacionadas al embarazo, es decir que de haber tenido revisiones y estudios regulares probablemente hubieran podido sobrevivir.

Por favor háganse los 3 estudios principales: El screening del primer trimestre, el estudio morfológico, la cardiografía fetal, así como exámenes de regulares de orina, bromearía hemática y química sanguínea, de esta forma podrían descartar infecciones, anemias, preeclamsia y cualquier defecto del bebé.

“Si ya estás embarazada o buscando un embarazo, ven a vernos, juntos podemos cumplir tu sueño”

Agenda tu consulta
Dr. Carlos Monsalve
Dr. Carlos Monsalve
Especialista en Ginecología y Obstetricia
¿Qué te pareció este artículo?