Project Description

Puerperio de gemelos

Gracias a los tratamientos de fertilización estás embarazada de gemelos, pueden ser dos o más, pero no te preocupes, tenemos algunas recomendaciones que te permitirán estar a la altura de esta nueva aventura.

Los bebés:

Algo que debes saber, es que tu salida del hospital es igual a la de las mamás de un solo bebé, dos o tres días luego del nacimiento si fue cesárea. Los bebés, podrían necesitar permanecer más tiempo en el hospital, así que tal vez te tengas que ir a casa sin ellos. Esa separación podría generar sentimientos muy intensos en ti, la vulnerabilidad de los bebés activará tus instintos protectores al máximo y no podrás hacer nada. Comprende lo que te pasa, acepta que es algo instintivo y respeta esa primera muestra de tu gran capacidad para ser madre. Confía en quienes velarán por su seguridad y recuperación, presta atención a lo que diga el pediatra y sigue sus instrucciones al pie de la letra.

Tal vez un bebé salga antes que el otro. Igualmente escucha a tu médico y sigue las instrucciones. En este momento tu ser más primario te hará sentir preocupada por no tener al otro bebé junto a ti, confía en tu médico y está presente cada vez que te lo indiquen o te lo permitan, esto te ayudará a conservar un poco de equilibrio.

Al volver a casa:

Acepta toda la ayuda que te ofrezcan, y si es posible, organízala desde antes del nacimiento.

Entre los dos, mamá y papá, planifiquen turnos de atención a los bebés. Durante los primeros días en los que papá no trabaje, túrnense para atenderlos. La teta solo puede darla mamá, pero si los bebés requieren algo de fórmula, papá puede hacerlo. Una vez inicie el horario laboral regular, de igual forma papá debe encontrar los espacios para ocuparse de las tareas relacionadas con el cuidado de los bebés. Una de las constantes en las madres de gemelos es la falta de sueño, organicen el tiempo para que mamá pueda descansar cuando papá vuelve a casa del trabajo. Recuerden que papá no apoya a mamá en la crianza y cuidado, papá es tan responsable como mamá del bienestar de sus hijos. Tener hijos cuando es en pareja, es trabajo de dos.

Lleva tiempo adaptarse a los ritmos de los bebés, detectar las necesidades de cada uno e ir conociendo sus personalidades. Regálate tranquilidad y compra una pizarra, anota en ella cada alimentación, cada vez que les sacaste los gases, cada cambio de pañal, cada baño, cambio de ropa y cualquier otro detalle que consideres importante. La falta de sueño y las hormonas nos hacen olvidar cosas con frecuencia, toma medidas y no te culpes si se te pasó algo. En ocasiones uno de los bebés es más demandante que otro y podemos olvidar algo del bebé más tranquilo, escríbelo todo y evita remordimientos.

El primer mes, ocúpate solo de tus bebés y de ti misma. Descansa cuando puedas para que te recuperes físicamente y ten compasión de ti misma. Tu cuerpo experimentó grandes cambios y necesita tiempo para volver a estar como antes del nacimiento. Así que sigue las instrucciones de tu médico, cuida tu alimentación y recibe vitaminas, descansa y duerme cada vez que puedas. Cuando ya estés adaptada a tu nueva vida y tu cuerpo recuperado de los cambios, entonces ocúpate del ejercicio y de sentirte ágil y flexible como solías hacerlo antes del embarazo.

Alta demanda de dos bebés:

Los gemelos no están sincronizados entre ellos, no duermen al mismo tiempo, no comen al mismo tiempo o a veces quieren comer exactamente en el mismo momento, los pañales se cambian el doble de veces y quieren a su mamá disponible para ellos sin pensar en el otro. Sentirás que eres una máquina cuida bebés las veinticuatro horas del día. El riesgo de este desgaste junto con la carga hormonal es la depresión postparto. Así que habla siempre y pide ayuda. En ocasiones llorarás porque sentirás que es demasiado para ti, a veces llorarás porque eres muy feliz pero estás muy cansada, busca ayuda. En ocasiones será falta de sueño, pero en otras será algo más grave. Busca ayuda, en serio, que no te detengan las expectativas que tenías de ti misma ni las de los demás.

Tips para sobrellevarlo:

  • Habla y cuenta con tu pareja para todo.

  • Acepta toda la ayuda que te ofrezcan y pide más si es necesario. En especial las primeras semanas.

  • Descansa lo que puedas y olvídate de la limpieza y tareas domésticas.

  • Habla con otras mamás que tengan bebés o hijos pequeños. Conserva los teléfonos de tus compañeras del curso prenatal, ellas te entenderán como pocas personas y compartirán sus experiencias.

  • Recuerda que todo pasa y que ellos no van a ser recién nacidos para siempre.

  • Disfruta mientras estén pequeñitos y puedas cargarlos a los dos, ese momento vuela.

Dr. Otto Paredes

Cuida tu salud, cuida tu cuerpo y consulta siempre a tu especialista.

¿Qué te pareció este artículo?