Project Description

Prevenir y detectar el cáncer

Durante octubre todos los jueves son #JuevesVital y la primera consulta incluye papanicolaou y exámenes físicos sin costo adicional. El Dr. Carlos Cortés, cirujano oncólogo de Creafam, nos explica todo sobre los 3 principales tipos de cáncer que afectan a las mujeres: De mama, de cuello uterino y de tiroides. Detectar el cáncer de forma temprano es la mejor forma de combatirlo.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Introducción

Que tal, buenas tardes ¿Cómo están? Estamos en octubre y este es el mes de la lucha contra el cáncer y por ello esta vez queremos platicarles de los tres tipos principales de cáncer que afectan a la mujer recuerden: Saber es poder.

Cáncer de mama

Los tres tipos principales de cáncer en la mujer son el cáncer de mama, el cáncer cervico-uterino y el cáncer de tiroides y sobre el cáncer de mama pues vean, este cáncer de mama es el principal cáncer que afecta a la mujer en México y a nivel mundial. El cáncer de mama va incrementando su riesgo a lo largo de la vida y se estima que puede llegar a ser 1 de cada 8 mujeres. Se han identificado factores de riesgo que pueden ver aquí y los principales son estos: Que la paciente tenga un familiar que haya tenido cáncer y si ha tenido dos o más familiares directos pues el riesgo se incrementa. Ser mayor de 45 años, a partir de esta edad el riesgo cáncer de mama aumentando y conforme la edad avanza pues el riesgo va siendo mayor. Algunas enfermeras asociadas al cáncer de mama como la obesidad, la hipertensión y la diabetes, estos factores también con mucha frecuencia los vamos a estar escuchando relacionados no sólo con el cáncer de mama sino con otros tipos de cáncer y otras enfermedades. La falta de actividad física y algo muy importante, el no haber tenido hijos, es decir, las mujeres que no tienen hijos tienen un mayor riesgo de padecer de cáncer de mama y las que sí tuvieron pero no lactaron tienen también un mayor riesgo de padecerlo. Estos factores de riesgo que vemos aquí como la obesidad, la diabetes y la hipertensión además de estar asociados con la falta de actividad física se han encontrado asociados a otras enfermedades como ésta que estamos padeciendo a nivel mundial, que es el COVID.

También está asociado a otros tipos de cáncer: Cáncer de endometrio, cáncer de ovario, cáncer de riñón, del cáncer que se imaginen estos tres factores están directamente o indirectamente asociados. Afortunadamente se han identificado algunos detalles para lograr prevenirlo o identificarlo a tiempo, una es la autoexploración y esto implica que estando en casa podríamos estar pendientes de la aparición de algunas bolitas o alteraciones en la piel, hundimientos o abultamientos, salida de líquido por el pezón principalmente si ese líquido parece sangre o está enrojecido. Si además de los cambios en el color de la piel de la mama encontramos un aumento de la temperatura, la textura alterada con respecto al resto de la mama son datos de alarma que nos obligarían a buscar atención médica y además tenemos estudios muy efectivos cada vez nos ayudan a detectar a tiempo alteraciones en la mama o alteraciones sospechosas de un cáncer como la mastografía, el ultrasonido mamario y desde luego una exploración física médica. La mastografía se recomienda realizarse a partir de los 40 años de edad, en México, sin embargo, con algunos factores de riesgo identificados podría realizarse desde los 35 años. El ultrasonido en todas las mujeres menores de esta edad es decir en menos de 35 o de 40 años está indicado que se realice un ultrasonido principalmente si identificaron alguna alteración como las que comentamos previamente, y durante el exploración física, bueno, esa exploración física que nos puede realizar nuestro médico de confianza nos va a ayudar en conjunto con la revisión de los estudios a identificar forma temprana y oportuna un cáncer de mama.

Como realizar la autoexploración

Algunas pacientes nos han preguntado con respecto a la autoexploración ¿Cómo realizarla de forma correcta? Y les quiero mostrar en esta ocasión con este modelo, una de las técnicas que podemos recomendar para que se realicen esta autoexploración. Colocando el brazo del lado que va a revisarse coloca los tres dedos centrales de la mano y haciendo un desplazamiento de arriba hacia abajo ve haciendo una presión moderada sobre el tejido, sobre la glándula a manera de identificar si se palpa un nódulo, alguna bolita o alguna irregularidad, de esta manera, empezamos por arriba en la parte externa y continuamos con la parte interna de arriba hacia abajo y en este modelo pueden apreciar otros tres tipos de revisión o de exploración, es decir, se pueden hacer movimientos circulares desde el centro de la mama hacia la zona externa o periférica pueden hacer sus movimientos de arriba hacia abajo como lo mostramos previamente, de abajo hacia arriba haciendo movimientos como el zig-zag o desde la periferia al centro.

Yo les recomiendo que lo hagan siguiendo las manecillas del reloj desde las 12 hacia el centro y luego la una, las dos y así hasta que revisen palpando todo la mama. Esta revisión que sugerimos se realice en casa, es importante se empiece a realizar a partir de los 18 años ¿Y cuándo realizar esa auto exploración? El momento ideal que sugerimos es una semana antes o siete días después de iniciado su periodo porque es el momento en el que están menos sensibles los senos y hay menos molestias al momento de presionar la glándula. Una vez que detectamos un nodulito en la mama o en el ultrasonido o mastografía que nos hicimos aparece un nódulo, el mejor momento para acudir a revisión es lo más pronto posible ¿Qué quiero decir? Que no tenemos que esperar a que este nódulo empiece a crecer. En la diapositiva previa vieron que la sobrevida o la supervivencia de este cáncer de mama puede ser tan alta como del 97% y esto aclaro que depende de algunos factores, el más importante es detectar muy a tiempo y el uso de la mastografía y el ultrasonido combinados con una revisión hecha por un profesional de la salud ha ayudado a que detectemos casos de cáncer de mama en etapas muy tempranas, es decir, tumores muy pequeñitos que apenas están desarrollándose y con esto pueden permitir un tratamiento oportuno, menos agresivo y lograr entonces una buena posibilidad de curación. Es importante que les comenté que afortunadamente la mayoría de sus nódulos van a ser benignos, es decir, 8 de cada 10 van a ser benignos pero significa que es importante no nos sentemos a esperar a ver qué sucede con ese nódulo porque puede estar creciendo y tratarse de un cáncer por lo tanto, es mejor acudir a una revisión lo más pronto posible para estar seguros de que se trata de algo benigno de un quiste, un fibroadenoma y no de un cáncer.

Con respecto a la salida de líquido por el pezón pues es muy frecuente que esto suceda, sin embargo, la coloración de ese líquido nos puede indicar alguna enfermedad que esté sucediendo dentro de la glándula.

Virus del papiloma humano y cáncer cérvicouterino

Con respecto a los factores de riesgo para el cáncer cérvicouterino este es muy importante: El tabaquismo, no sólo está asociado a una mayor frecuencia de cáncer cervicouterino, está asociado a muchos tipos de cáncer. Todos los tejidos que tengan contacto con el humo del cigarro van a estar expuestos a los químicos que pueden generar, con el paso del tiempo un cáncer; cáncer de piel, cáncer de la boca, cáncer de esófago, del estómago, de los pulmones, cérvicouterino, cáncer de mama y así la lista puede ser muy larga, tan larga como nos la queramos imaginar, y desde luego con otras enfermedades respiratorias como el COVID que estamos viviendo en los últimos casi 2 años, de manera que si pueden evitar fumar, sería mejor. Otros actores de riesgo importantes son las infecciones sexuales, las infecciones de transmisión sexual que suceden a lo largo de nuestra vida pueden

si tenemos una predisposición degenerar en que se forme un cáncer cérvicouterino. Con respecto a estas infecciones sexuales o de transmisión sexual están contempladas todas: Las generadas por virus, por bacterias, por parásitos e incluso por hongos, sin embargo, la más frecuente y muy importante es la causa viral, es decir, las infecciones causadas por virus del papiloma humano (VPH). Este virus es muy frecuente, de manera que casi el 100% de la población puede tener contacto con este virus una vez que iniciamos nuestra vida sexual. Afortunadamente no todos los casos de infecciones por virus del papiloma humano van a terminar en un cáncer cérvicouterino, afortunadamente, pero de los casos que se identifican y se estudian con cáncer cérvicouterino el 96% tiene asociado al VPH o virus del papiloma humano.

Eso significa que si tratamos de evitar la infección o de combatirla a tiempo, podríamos disminuir la frecuencia de este cáncer cérvicouterino. En la diapositiva dice múltiples embarazos ¿Esto qué quiere decir? Significa que a mayor número de embarazos la posibilidad de que haya daño del cérvix es mayor y desencadena con el paso del tiempo un cáncer cérvicouterino, esto cada vez es menos frecuente porque las mujeres cada vez tienen menos hijos, es decir, hace 30 o hace 40 años pues nuestras abuelas, por ejemplo, tenían muchos hijos, tenían 3, 4 o más hijos, esto estaba asociado a un mayor número de casos de cáncer cérvicouterino.

Actualmente las mujeres suelen tener 1 o 2, es decir, cada vez tienen menos hijos y esto disminuye el riesgo de tener cáncer cervicouterino. Otros factores que aquí comentamos son las deficiencias nutricionales, cuando no nos alimentarnos bien desde luego que nuestras defensas no se mantienen al 100% y estas también están encargadas de ir reparando los daños que sufren nuestros tejidos conforme nos exponemos a infecciones sexuales, al humo del cigarro y no es una exposición directa sino el daño que causa en forma interna los químicos del tabaco.

Inicio temprano de vida sexual significa que hay una edad en donde nuestros tejidos no están maduros completamente, el cérvix termina de madurar efectivamente en una edad adulta, es decir, después de los 18 años iniciar la vida sexual antes de esta edad nos expone a cambios severos en el cérvix y una posibilidad mayor de padecer cáncer cérvicouterino de manera que es recomendable no iniciar vida sexual en la adolescencia, es decir, no antes de iniciar nuestra vida adulta y finalmente las múltiples parejas sexuales. Tener muchas parejas sexuales nos expone a un mayor riesgo de padecer infecciones por virus del papiloma humano y por lo tanto mayor posibilidad de padecer cáncer cérvicouterino. Quiero remarcar que aunque se tiene identificados estos factores de riesgo, no significa que necesitamos tener todos o algunos de ellos para estar expuestas a la posibilidad de padecer cáncer cérvicouterino, en realidad la única condicionante es haber iniciado vida sexual. Vean estas son las herramientas que tenemos para identificarlo a tiempo y prevenir un cáncer cérvicouterino, como es el uso de la vacuna contra el virus del papiloma humano, actualmente tenemos disponible en México un par de estas vacunas que son muy eficaces para prevenir la infección por virus papiloma humano y disminuir el riesgo de padecer más adelante en nuestra vida un cáncer cérvicouterino.

El uso del preservativo pues limita el contacto con ese virus, entonces disminuimos la infección por virus de papiloma humano y la asociación con el cáncer cérvicouterino, un factor muy importante que parece simple es no fumar, ese sería un punto a recalcar. Si alguien fuma y quiere disminuir el riesgo de padecer cáncer cérvicouterino sería mejor dejar de hacerlo, podemos hacer un diagnóstico muy a tiempo usando estas tres herramientas: 1. Un papanicolau citología cérvicovaginal, es el método más sencillo que se puede utilizar, es recomendable que se inicie a realizar este procedimiento una vez que tenemos vida sexual activa y al menos una vez por año, el papanicolaou se puede complementar con una colposcopía, este estudio que se realiza en consultorio ayuda mucho al papanicolau pues hacemos una revisión con un microscopio con visión directa del cérvix para detectar alteraciones que nos indiquen un indicio de un posible cáncer cérvicouterino. Hay una prueba molecular que se está utilizando desde hace muchos años en el mundo y en México también, que son pruebas moleculares para detectar virus del papiloma humano, y hay dos pruebas hasta la fecha, una de ellas es captura de híbridos, está disponible en muchos laboratorios y la otra es una PCR para virus del papiloma humano, han escuchado en los últimos 18 meses de la prueba PCR, una prueba que se aplica para detectar mucho tipos del virus, el del VPH no es la excepción, con estas tres pruebas podríamos tener una certeza prácticamente del 100% de detectar un caso que tenga alto riesgo de convertirse en un cáncer cérvicouterino. Si encontramos una lesión premaligna o precursora no se convierte en automático en cáncer, se ha estudiado que pasan tres años y medio, hasta cinco años y en otros países del mundo hasta siete años para que esa lesión se convierta en un cáncer invasor, de manera que nos da suficiente tiempo para realizar un tratamiento, realizar estudios de seguimiento y evitar que un problema prevenible se convierta en una enfermedad avanzada.

Cáncer de tiroides

Queremos hablarles de cáncer de tiroides, es menos frecuente, desde luego menos frecuente que el cáncer cérvicouterino y el cáncer de mama, aún siendo menos común algunos tipos de cáncer de tiroides pueden asociarse a otros problemas, a otro tumores. Estos son los 4 tipos principales, los dos primeros son los más frecuentes, 8 de cada 10 casos de cáncer de tiroides se llaman así, papilar o folicular. Lo importante de estos dos tipos es que con un cirugía se pueden curar más del 80% de los casos, afortunadamente. Estos dos últimos tipos de cáncer de tiroides que se llaman anaplásico y medular de tiroides son muy agresivos y son los que pueden asociarse a otros tipos de tumores que se manifiesten tiempo después de haberse realizado el tratamiento inicial, por la localización de la tiroides nos puede dar algunas señales, como el que se note algún crecimiento, algún abultamiento en el cuello puede asociarse a cambios en la voz, algún cambio reciente como una voz ronca, una voz que empiece a ser un poco más apagada, en si alteraciones en nuestra nuestra voz, independiente de las que suceden cuando nos enfermamos de la garganta, por ejemplo. También puede haber una cierta dificultad para pasar alimentos, dificultad para tragar es como se le llama y hay otro dato que no anotamos aquí pero es la sensación de que algo me estorba en el cuello, es decir, la sensación de que tengo algo extraño que me incomoda, que me puede dificultar el paso de saliva, de alimento y a veces si esto crece mucho puede apreciarse al dolor.

Es importante entonces ante estas señales hacer dos exámenes, uno es el examen físico, una revisión física del cuello que se puede realizar en todas nuestras pacientes durante una exploración general y un ultrasonido del cuello, ese ultrasonido del cuello nos va a dar muy buenos detalles sobre cómo está nuestra tiroides, si hay alguna alteración, si hay algún nódulo o algún tumor que esté generándonos estas molestias. Hemos estado hablando de dos cosas que son diferentes: De la prevención y la detección. ¿Cómo podemos prevenir algunos tipos de cáncer? Hemos comentado: Una vida sana, una alimentación saludable, hacer ejercicio y algo distinto es la detección.

“En la prevención participamos directamente como pacientes y en la detección, pues la única manera de hacerlo es acudir a consulta, por eso en Creafam todos los jueves durante octubre son Jueves Vital y durante estos días estamos incluyendo en la consulta una exploración mamaria, exploración del cuello para detectar alteraciones de tiroides y un papanicolaou, de manera que en una sola consulta podemos detectar en forma inicial los tres tipos principales de cáncer que afectan a la mujer”

Agenda tu consulta
Dr. Carlos A. Cortés
Dr. Carlos A. Cortés
Cirujano Oncólogo
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?