Project Description

Tratamientos de fertilidad

Bienvenidos al tercer video de la serie sobre cómo quedar embarazada, con la Dra. Liliana de la Rosa, experta en fertilidad de Creafam. En los videos anteriores conocimos los principales errores y señales de alarma de infertilidad, en este video aprenderemos sobre los tratamientos para lograr un embarazo rápido, incluso estando operada, y en menos de 40 días.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Introducción

Cada caso es único y el primer paso para determinar el tratamiento adecuado es comprender qué tan severo es el problema analizando los seis indicadores de fertilidad, por ejemplo, las condiciones femeninas incluyen mala ovulación, ausencia del periodo, bajos niveles hormonales y operaciones de trompas. Las condiciones masculinas se refieren principalmente a la calidad de los espermas en el eyaculado. En salud y hábitos encontramos aspectos como estar muy por encima o debajo del peso ideal mientras la historia médica nos ayuda a saber de antemano si hay problemas no diagnosticados. Los factores de riesgo como fumar y beber definitivamente deben evitarse en casos de infertilidad. Con el tiempo adecuado identificamos si los días y años fértiles que quedan se aprovechan eficientemente.

Si se dan cuenta estos indicadores son la base fundamental de los errores para lograr un embarazo y las señales de alarma que discutimos en los videos anteriores.

Cuando todos los indicadores están bien el embarazo puede lograrse rápido pero incluso si sólo uno de ellos tienen problemas puede generar infertilidad y para resolverla existen más de 50 tratamientos de baja y alta complejidad pero para simplificar este video vamos a concentrarnos en los casos más comunes y sus tratamientos, empezando por tratamientos de baja complejidad. Se llaman así porque aunque sean casos difíciles usan herramientas o equipos a disposición de la mayoría de los ginecólogos.

Tratamientos de baja complejidad

Por ejemplo, una señal de infertilidad que discutimos anteriormente era cuando la mujer producía leche aún sin estar embarazada, indicando prolactina alta y seguramente problemas para ovular, si bien de forma natural le costaría muchísimo trabajo embarazarse, afortunadamente con medicamentos como la cabergolina es posible recuperar la menstruación y ovulación en poco tiempo.

De igual manera, cuando el hombre tiene una calidad de esperma ligeramente debajo de lo normal se puede recetar un coctel de vitaminas y minerales, así como cambios en la dieta y realizar ejercicio, para mejorar naturalmente la calidad de los espermas. O si la mujer produce óvulos de baja calidad pero tiene bien sus trompas de falopio y útero podemos recetar citrato de clomifeno para estimular su ovulación, aunque hay que tener mucho cuidado, existe un equilibrio hormonal muy delicado en cada mujer y hay que acudir con un especialista para evitar la hiperestimulación ovárica.

Para mejorar las posibilidades de éxito usualmente estos tratamientos de baja complejidad se usan en conjunto con los que llamamos “coitos programados”, es decir, tener relaciones en los días fértiles. Afortunadamente para la mayoría de las parejas esta planificación y apoyo a la fertilidad es suficiente para lograr el embarazo pero si por ejemplo la calidad de los espermas está muy por debajo del nivel óptimo habría que realizar una inseminación artificial, que sigue siendo un tratamiento de baja complejidad pero más elaborado. Justo el día de la ovulación nuestros biólogos se encargan de lavar, filtrar,  mejorar y concentrar la muestra de esperma de la pareja para obtener los espermatozoides de mayor calidad, luego el médico usa un catéter para colocar los espermatozoides en el útero el momento lugar ideal para lograr un embarazo.

La inseminación artificial también funciona para mujeres que desean ser madres solteras y poder elegir la opción adecuada de nuestro catálogo de donadores.

Ahora bien, cuando la mujer tiene más de 36 años o si sus trompas están obstruidas o si ya llevan varios años de infertilidad sería mejor considerar tratamientos de alta complejidad.

Tratamientos de alta complejidad

La fertilización in vitro es el tratamiento de reproducción asistida por excelencia porque elimina los problemas de todos los indicadores de fertilidad y tiene una tasa de éxitos del 96% pero requiere personal especializado y equipos de vanguardia para realizarse bien.

Tras realizar una estimulación ovárica el doctor usa una jeringa especial para recopilar alrededor de 9 óvulos maduros de la mujer, luego en nuestro laboratorio los biólogos colocan los mejores espermatozoides cerca de cada óvulo, aunque si los espermas son de muy baja calidad también pueden inyectar directamente a un espermatozoide dentro de cada óvulo. Los óvulos fertilizados se colocan en una incubadora durante cinco días para que crezcan y maduren, entonces se elige al mejor embrión para transferirlo al útero de la madre, algunos días después puede realizarse una prueba de embarazo.

Estudios especiales

Aún cuando la in vitro es un tratamiento complejo, existen variaciones como el diagnóstico genético preimplantacional de los embriones para determinar el sexo de cada uno y descartar alteraciones cromosómicas como el síndrome de Down o por ejemplo, la futura madre puede elegir utilizar óvulos donados ya sea de su pareja o de nuestro catálogo de donadoras. Este tratamiento es especialmente útil para mujeres que tuvieron un cáncer o cuya reserva ovárica tiene muy baja calidad.

Ya sea con medicamento, inseminación o fertilización in vitro, la gran mayoría de las parejas pueden lograr un embarazo rápidamente pero el primer paso siempre debe ser tener el diagnóstico correcto.

“Si ya llevan unos meses intentando sin éxito vengan a vernos y juntos lograremos su sueño cumplido”

Agenda tu consulta
Dra. Liliana de la Rosa Pérez
Dra. Liliana de la Rosa Pérez
Especialista en Medicina Reproductiva
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?