Project Description

Útero doble o bicorne [Histeroscopia para FIV]

Esta paciente podría tener embarazos dobles. Entonces… ¿Por qué no ha logrado embarazarse? 🤷‍♀️♀💕 El Dr. Otto Paredes nos explica cómo evaluó y resolvió integralmente este caso.

Las malformaciones müllerianas afectan del 1% al 5% de las mujeres, pero en casos de infertilidad la cifra aumenta del 10% al 15%. Hay un gran rango de anomalías, desde úteros con ligeras deformaciones, hasta ausencia de trompas, de cavidad, de cuello uterino… Y hasta úteros dobles. La mayoría de las pacientes son diagnosticadas mediante ultrasonido cuando son jóvenes, pero se les informa que son infértiles sin proporcionar opciones de tratamiento.

Si ya has tenido un diagnóstico de malformación o anomalía uterina… Ven a vernos.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA
Introducción

Hoy les vamos a presentar un caso muy interesante era una paciente que tenía un cuello uterino y luego dos hemi úteros, entonces se trata de ver cómo podemos hacer para ayudarla a embarazarse de una manera segura, partiendo de un diagnóstico correcto.

Sobre la paciente y el diagnóstico.

Cuando se presentan estos casos de úteros dobles, cada una de las dos hemi cavidades de los dos hemi úteros suele tener una sola trompa, entonces, esta trompa puede estar permeable o no, y de ahí partir a la posibilidad de embarazo o no, en la histerosalpingografía que le realizamos observamos que se ve el dibujo de los hemi úteros, pero no se observa el trayecto de las trompas, es decir, que ambas trompas están obstruidas. Esto no tiene nada que ver con la malformación de los úteros, pero sí es el motivo por el cual ella nunca se embarazó en todos los años anteriores, entonces, ya tenemos en principio un diagnóstico de obstrucción tubárica que justifica el tiempo de infertilidad, pero resulta que ahora también tenemos que considerar que es una paciente de 41 años.

Combinando obstrucción tubárica más edad, pues realmente la mejor alternativa o la mejor oportunidad que ella tiene es en el área de Fecundación In Vitro, ya centrados en esto como estrategia para llevarla a embarazarse entonces ahora vamos a evaluar cómo está su cavidad uterina, porque tenemos que decidir qué hacer para ofrecerle el mejor pronóstico reproductivo una vez que se realice la transferencia embrionaria, y es así como organizamos una histeroscopia. En otra oportunidad el Dr. Valdés les había presentado una histeroscopia en la cual se realizó la resección de un septo uterino, es decir, la cavidad uterina estaba dividida.

En esta oportunidad como el útero se veían claramente las dos cavidades, y parecían bastante grandes, decidimos abordar primero la parte diagnóstica con otra estrategia de imágenes para definir si valía la pena realizar un corte, como el que se hizo en esa oportunidad.

Histeroscopias diagnóstica y quirúrgica

Cuando entramos, pasamos por el cuello uterino vemos en principio como se observa la entrada hacia ambas cavidades. Una cavidad derecha que era larga, tubular, pero pequeña y con el orificio tubárico en el fondo claramente obstruido. Retiramos del histeroscopio y entramos en la segunda calidad. La cavidad de izquierda, igualmente con su ostium tubárico al fondo, se observa que es mucho más amplia, con mucho más espacio para llevar adelante la función reproductiva. Entonces, ya teniendo un primer diagnóstico sobre cuál cavidad tenía  mejor oportunidad, organizamos un trabajo ya quirúrgico.

Con una tijera entramos en esa cavidad que estaba más grande, cortamos un poco en el fondo un tejido que se vea claramente fibroso y efectivamente así fue, cortamos toda la fibrosis que estaba en el fondo, parte de la pared lateral que lo separaba del otro hemi útero y de esa manera logramos generar una cavidad uterina mucho más amplia, que en la imagen histeroscópica lucía o luce, igual que una cavidad única de tamaño normal. Entonces, de esta manera, la histeroscopia nos permitió: Primero concluir el diagnóstico sobre cual las dos cavidades uterinas tenía mejor pronóstico, pero además pudimos mejorar las condiciones de esa cavidad.

El siguiente paso ahora será llevarle el procedimiento de fecundación in vitro y apoyada por ultrasonido, dirigir la cánula de transferencia hacia esa cavidad que hemos trabajado, para una vez colocados los embriones, generar esa oportunidad que tiene tanto tiempo buscando.

Conclusiones.

Las malformaciones müllerianas en general, pues se estima que se presentan en el 1% al 5% de las mujeres, pero el porcentaje puede ser mucho más alto, alrededor del 10% al 15% de las mujeres que tienen algún tipo de trastornos reproductivo o problemas de fertilidad. Entonces, hay que evaluarlos en contexto general; tomar en cuenta la edad , el factor masculino, todos los elementos que pueden intervenir en fertilidad.

Si tienes un diagnóstico de algún tipo de alteración o malformación mülleriana, como esta, o una de las otras que existen, hay que hacer una evaluación integral para decidir cuál es el mejor camino para ayudarte a embarazarte, no necesariamente tendría que ser una in vitro, quizás podemos abordar técnicas de baja complejidad, pero para ello tenemos que partir de un buen diagnóstico y en este sentido, no solamente los estudios de imagen, sino la histeroscopia son herramientas muy importantes para marcar la pauta.

“La mayoría de los ginecólogos diagnostica infertilidad definitiva al detectar una malformación mülleriana, pero incluso los casos más complejos pueden resolverse… Con el diagnóstico correcto”

Agenda tu consulta
Dr. Otto Paredes
Dr. Otto Paredes
Experto en fertilidad
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?