Project Description

Como quedar embarazada (Parte 1)

#SaberEsPoder y existen 10 errores principales que las mujeres cometemos al buscar un embarazo. La Dra. Liliana de la Rosa, especialista en medicina reproductiva de Creafam, nos explica que hacer para evitarlos.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Introducción

Muchas mujeres piensan que lograr un embarazo es simple… Cuestión de comenzar a tener relaciones sin usar un método anticonceptivo y que luego luego se van a embarazar, pero estadísticamente, las parejas tardan en promedio seis meses para lograr un embarazo. Eso significa que, si, algunas parejas se van a embarazar en menos de un mes pero otras podrían intentar por años sin lograrlo y en esta serie de videos quiero explicarles los principales errores, señales de alarma, trucos y técnicas para quedar embarazada sin complicaciones.

Recuerden que saber es poder y empezaremos con los diez errores más comunes para lograr un embarazo.

Error #1: Asumir que yo soy infértil

El error más común de todas es asumir que como no me embaracé a la primera significa que soy estéril o infértil y entonces piensan “Es mi culpa, algo tengo mal, necesito tratamientos” y en vez de tomarlo con calma y disfrutar de la búsqueda del embarazo se llenan de miedo, estrés y comienzan a enfocarse en todos los problemas que según ellas tienen y llegan al punto de que hasta se auto diagnostican infertilidad.

Por ejemplo, recibimos muchas, muchas mujeres que llegan a consulta y con absoluta seguridad nos dicen “Yo vengo a consulta porque soy infértil” y lo que pasa es que tengo periodos muy irregulares y por eso no puedo embarazarme y es que a veces me baja justo al principio del mes y otras veces me baja el día 15 y otras hasta el día 20 o 25 así que vengo a que me ayuden a volverme regular… Pero los meses tienen 30 o 31 días y febrero tiene 28 o si es año bisiesto son 29 días, mientras que un periodo menstrual usualmente es de 28 días así que es totalmente natural que no empieces tu periodo en la misma fecha cada mes, eso no significa que seas irregular.

Por favor no te estreses, lo ideal es primero tomarlo con calma y si pueden acudan a una consulta ginecológica antes de comprar tratamientos hormonales o buscar remedios caseros, porque como explicaremos a continuación algunos remedios pueden empeorar la situación en vez de ayudar.

Error #2: Automedicarse o usar remedios caseros

Si buscas en Google medicamentos para infertilidad o remedios caseros para fertilidad seguramente vas a encontrar decenas de pastillas, inyecciones, cremas y bebidas que prometen resultados inmediatos. Hay que tener cuidado porque muchos de ellos son solo simplemente suplementos alimenticios y vitaminas, que si nos apoyan en el abordaje nutricional de la paciente, el cual es muy importante para la reproducción, pero no es el único factor asociado a la infertilidad.

Sin embargo, hay tratamientos hormonales tanto para hombres como para mujeres que en teoría si podrían mejorar la cantidad y calidad de los espermatozoides y óvulos pero estos tratamientos deben de ser indicados bajo supervisión médica. De hecho recibimos muchas pacientes que en la primera consulta nos piden que les recetemos algunos de estos tratamientos hormonales, incluso antes de hacerles estudios, pero nunca recetamos medicamentos sin estudios previos, porque de nada sirve darte un tratamiento hormonal si tienes las trompas de falopio tapadas o quizá tienes prolactina o estrógenos elevados, así que subir aún más tus niveles hormonales, eso solo te va a perjudicar en algunos casos. En algunos casos incluso, el problema es que si te estás embarazado de forma frecuente, pero el feto está teniendo problemas para implantarse bien, así que estimular la ovulación no va a ayudarte y de hecho en 40% de los casos de infertilidad el problema es con los espermas de la pareja, así que ahí viene el error número 3.

Error #3: Asumir que él es fértil

Muchas parejas piensan que si el hombre logra mantener una erección y eyacular eso significa que él es fértil, pero en realidad aunque el semen sea blanco, abundante y tenga buen consistencia eso no significa que los espermatozoides sean sanos, de hecho podría ser que el semen ni siquiera contenga espermatozoides y aún así luzca normal.

Te invitamos a ver nuestro video sobre el semen que explica bastante al respecto y recuerda que hacerle un seminograma es fácil económico y los resultados pueden obtenerse en un solo día.

Error #4: No conocer tus días fértiles

Durante cada ciclo menstrual la mujer produce y libera un solo óvulo, esto ocurre alrededor del día 14 del ciclo… El problema está en que algunas mujeres cuentan mal los días, ya que empiezan a contar a partir del último día de su menstruación. Por favor no hagan eso, se empieza a contar a partir del primer día de su menstruación, no importa si el periodo les dura solo 3 días o si se extiende hasta 10 o más días, siempre empezamos a contar a partir del primer día de menstruación.

Para facilitar las cosas, por favor visiten creafam.com/calculadora y elijan el día que comenzó su última menstruación, la calculadora les mostrará el día que tienen la ovulación, saber este día exacto es una gran ventaja pero aún podemos cometer otros errores.

Error #5: No tener relaciones sexuales adecuadamente

Es importante que las parejas sepan que tener relaciones todos los días varias veces al día durante todos los días fértiles no es la mejor decisión. Lo ideal para maximizar las posibilidades de lograr el embarazo es alternar las relaciones un día si y uno no, así se da oportunidad a que el semen tenga mejores espermatozoides, así que en teoría las relaciones serían el día 10, 12, 14 y 16.

Ahora bien… Existen muchos mitos acerca de las mejores posiciones para lograr un embarazo o incluso posiciones para tener un niño o una niña, en general realmente solo son mitos, no existe una posición o ritual a seguir que sea lo más efectivo para tener un embarazo. Sin embargo, recibimos muchas pacientes que nos dicen que tras tener relaciones se dan cuenta que todo el semen se les escurre o se les sale y claro… Lo ideal sería que esto no suceda, si notan que algo así les pasa la primera recomendación sería que tras tener relaciones permanezcan recostadas unos minutos, pero si notan que aún así sigue pasando puede ser que el semen tenga una consistencia demasiado líquida, o en casos extremos es que la mujer tiene algún defecto anatómico…

Pero la verdad es que lo más común es que alguno de los dos o ambos tengan sobrepeso y esto produce que la penetración sexual sea muy poca, dificultando que el semen se almacene correctamente. Y esto nos lleva al siguiente problema que es ignorar el peso y masa corporal.

Error #6: Ignorar el IMC (peso y la masa corporal)

El índice de masa corporal nos permite calcular que tan saludable es el peso de una persona, es muy sencillo de obtener, la fórmula es kilogramos entre metros cuadrados, por ejemplo, consideremos una mujer que pesa 50 kilos y mide 1 metro 50 centímetros, multiplicamos 1.5 x 1.5, lo que nos da 2.25 y al dividir 50 kilos entre 2.25 nos da 22.2 esta mujer tendrá un IMC de 22.2 y el índice ideal para una mujer va de 18 a 25. Este índice de masa ideal no tiene nada que ver con la figura o las proporciones del cuerpo, es un indicador de salud y de hecho sirve para detectar problemas de fertilidad… Porque para que una mujer sea fértil necesita hormonas como el estrógeno y muchas mujeres sabemos que los estrógenos se producen en los ovarios, pero muy pocas sabemos también que los ovarios no trabajan solos, es un trabajo en equipo donde el tejido adiposo o las grasas contienen enzimas que permiten a los ovarios procesar compuestos esteroides para fabricar hormonas como estrógenos y andrógenos.

Por este motivo, si una niña pequeña tiene mucho sobrepeso, su menarca o primera menstruación puede llegar mucho antes de los 11 años porque toda esa grasa está ayudando o incluso obligando al ovario a comenzar a producir estrógenos, y cuando pasa lo contrario, que una chica tiene un índice de masa corporal muy por debajo de su peso ideal la menarca se le puede retrasar varios años. Ahora bien, en una mujer madura el exceso de grasa y estrógenos puede ser tan alto que el ovario se sobresatura y de plano deja de trabajar, así que dejan de liberarse óvulos. Cuando esto sucede usualmente también se pierde el periodo, pero es posible que existan periodos anovulatorios, es decir que si hay menstruación pero no hay óvulación y es imposible lograr un embarazo.

Mientras tanto, a las mujeres en extremo deportistas o con algún problema para subir de peso también les puede suceder lo mismo porque los ovarios no cuentan con la ayuda adicional para producir hormonas. Si tu índice de masa corporal es menor a 18 o mayor a 25 valdría la pena visitar a un nutriólogo o acudir a consulta de fertilidad.

Error #7: Usar lubricantes o estimulantes

Es importante considerar que la mayoría de los fabricantes de lubricantes o estimulantes tienen como objetivo principal propiciar el disfrute de una relación sexual y realmente no están enfocados a la fertilidad, así que varios de sus productos pueden contener espermicidas, por favor lee bien la etiqueta para saber si contiene espermicidas o anticonceptivos.

Pero incluso si no contienen anticonceptivos, por su PH, temperatura y consistencia pueden dificultar drásticamente que los espermatozoides naden de forma exitosa hasta las trompas de falopio.

Error #8: Fumar o beber alcohol

stadísticamente, beber alcohol o fumar un par de veces a la semana, incluso de forma moderada, puede reducir a la mitad las posibilidades de lograr un embarazo, tanto en el hombre como en la mujer, ya que estas sustancias propician la oxidación y anomalías cromosómicas tanto en los óvulos como en los espermatozoides.

Este punto realmente no necesita mayor explicación, si te está costando embarazarte y tú o tu pareja fuman o beben deben lo ideal es reducir este consumo.

Error #9: Hacerse la prueba de embarazo a destiempo

El entusiasmo por lograr un embarazo puede ocasionar que algunas mujeres quieran hacerse una prueba de embarazo 2 o 3 días después de haber tenido relaciones, pero eso es demasiado temprano, recordemos que aunque tú hayas ovulado en el día 14 de tu periodo, el óvulo tardará unos dos días en llegar a las trompas de falopio y ser fertilizado por los espermatozoides e incluso cuando se fecunde de manera correcta, el óvulo seguirá flotando y llegará a implantarse en el útero hasta el día 21 de tu periodo.

Si te realizas una prueba de embarazo antes de la implantación te va a salir negativa así que lo mejor es esperar hasta después del día 21 de tu periodo, y claro… Si tu menstruación se retrasa lo ideal es hacerte una prueba de embarazo de farmacia o venir a consulta para hacer una prueba de sangre. Pero también se puede hacer una prueba de embarazo demasiado tarde… Tenemos casos en los que el periodo no llega y la mujer se pone muy feliz, pero en vez de hacerse una prueba inmediatamente, decide esperarse para ver si el mes siguiente sigue sin llegar su periodo. Entonces algunas semanas después le llega su periodo de manera normal, y deduce que lógicamente tuvo un periodo irregular y nada más… El problema es que luego estos periodos irregulares le suceden bastante seguido y cuando por fin viene a vernos descubrimos que si se está embarazando de forma regular, pero el embrión está teniendo problemas para implantarse y desarrollarse bien. Por este motivo vale la pena realizarse una prueba de embarazo en cuanto te das cuenta que tu periodo no llegó, actualmente las pruebas de embarazo de farmacia son muy confiables.

Error #10: Asumir que todo sigue igual

Recibimos muchas pacientes que asumen que algún estudio o información que les dieron hace años sigue igual y nunca va a cambiar, por ejemplo a veces vienen a la primera consulta y nos dicen “Es que cuando yo era chiquita tuve un quiste y seguro por eso ahora soy infértil” pero la cuestión con los quistes es que son muy comunes y así como aparecen pueden desaparecer solos en algunos meses o años… Además a lo largo del ciclo ovulatorio y periodos menstruales los folículos pueden agrandarse mucho poco antes de liberar al óvulo y hay quienes pueden confundir un folículo preovulatorio con un quiste.

O también sucede al revés, recibimos pacientes de 35 años que nos dicen que cuando tenían 20 años se hicieron estudios y todo les había salido bien y no se explican porque ahora no logran embarazarse, o que ya habían logrado embarazarse anteriormente y ahora ya no pueden.

Nunca debemos asumir la información, recuerden lo que siempre decimos “Saber es poder” y lo ideal es acudir a consulta ginecológica por lo menos una vez al año, en menos de una hora podemos detectar cualquier problema y ayudar a mejorar las posibilidades de lograr un embarazo de forma natural. Nos vemos en el próximo video de la serie “Como quedar embarazada” En el que veremos señales de alarma que pueden indicar infertilidad.

“Afortunadamente en la gran mayoría de los casos, desde la primera consulta podemos identificar y resolver estos principales problemas”

Agenda tu consulta
Dra. Liliana de la Rosa Pérez
Dra. Liliana de la Rosa Pérez
Especialista en Medicina Reproductiva
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?