Project Description

Señales de alarma de infertilidad

Bienvenidos al segundo video de la serie sobre cómo quedar embarazada, con la Dra. Liliana de la Rosa, experta en fertilidad de Creafam. En el video anterior revisamos los errores más comunes que cometemos… Pero suponiendo que no estamos cometiendo ninguno de esos errores, ahora nos vamos a enfocar en las 10 señales de alarma que pueden indicar infertilidad.

Iremos desde las más evidentes pero menos comunes hasta llegar a las más frecuentes pero que quizás son más difíciles de detectar. Recuerden que saber es poder.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Señal de infertilidad 10: Haber tenido un embarazo de alto riesgo

Recibimos muchas pacientes que cuando eran chicas lograron embarazarse fácilmente pero ahora no han podido y cuando les preguntamos sobre su edad o la cantidad de embarazos u otras complicaciones comenzamos a sospechar que las operaron para ya no tener hijos incluso sin su consentimiento.

Se consideran embarazos de alto riesgo cuando se han tenido varias cesáreas o si tuviste alguna hemorragia o incluso si te embarazaste en la adolescencia. El embarazo adolescente es una de las principales causas de muerte y complicaciones relacionadas al embarazo porque el cuerpo de la mujer aún no está completamente listo para estos cambios, por esa razón se considera como alto riesgo y cuando la paciente es menor de edad o si está inconsciente por el sangrado o anestesia, en algunas instituciones puede ocurrir que los padres, tutores o la pareja soliciten que la esterilicen y entonces le liguen las trompas sin avisar.

Para confirmar si la mujer está operada se puede platicar con sus padres o tutores, solicitar los registros médicos en la institución donde haya dado a luz, realizar una histerosalpingografía en un laboratorio de rayos x o aquí en la misma consulta de fertilidad podemos realizar una histerosonografía.

Señal de infertilidad 9: Sangrados excesivo o irregulares

Tener sangrados entre periodos o periodos demasiado abundantes puede indicar que hay desbalances hormonales o problemas al interior del útero, como por ejemplo endometriosis o tumores, pero el principal problema es que la mayoría de las mujeres no sabemos con exactitud si nuestro sangrado está dentro de lo que se podría considerar normal o no.

Cada mujer es única pero los periodos deberían de llegar cada 28 días, si tu periodo llega cada tres semanas o tarda más de seis semanas en llegar no es normal y los sangrados menstruales deberían durar mínimo tres días y máximo siete, fuera de estos rangos no es algo normal. Lo que es más complicado es determinar si el volumen es normal porque el enorme problema es que con tal de vender más los productores de toallas femeninas le ponen nombres bonitos a sus productos y así tenemos toallas con nombres como “mega plus nocturna max-intenso absorbente ultra segura” que tienen capacidad de hasta 100 mililitros. Pero a lo largo de todo el periodo, desde que inicia hasta que termina, la mujer perderá entre 50 y 100 mililitros de sangre en total. Por favor ¡Pongan mucha atención! El total de todo el periodo debe ser entre 50 y 100 mililitros, es normal que en los primeros días haya más sangrado y disminuya al final del periodo pero si tú estás usando dos o tres toallas de más de 50 mililitros en un solo día entonces ya no es algo normal.

Por favor imaginen que esas toallas ultra absorbentes en vez de traer algún nombre bonito que normalice el flujo excesivo se llamarán toallas de uso médico o para flujo anormalmente abundante. Señal número 8: Dolor a las relaciones. El dolor durante las rel

Señal de infertilidad 8: Dolor a las relaciones.

El dolor durante las relaciones sexuales se conoce como dispareunia y por supuesto que no es normal los casos más comunes que vienen a consulta son mujeres que nunca habían tenido dolores pero hace un par de años empezaron con dolores leves y poco a poco han aumentado hasta que ya no aguantan y usualmente se trata de algún tipo de inflamación, endometriosis o tumores que han ido creciendo dentro del útero. Algunos pueden tratarse con medicamentos, otros con cirugía dependiendo de qué tanto ha empeorado el caso.

Pero también recibimos pacientes que toda la vida habían tenido dolor pero como así fue desde la primera vez pensaban que era normal, hasta que un médico las reviso o hasta que tuvieron alguna pareja nueva que se dio cuenta como que “algo no se sentía bien” y esos casos suelen estar relacionados a malformaciones müllerianas, es decir, mujeres que desde que nacieron tuvieron un útero más pequeño de lo normal o sin cuello uterino o incluso casos de úteros dobles.

Por favor, si frecuentemente tienes dolor durante las relaciones sexuales acude a consulta.

Señal número 7: Secreción de leche o líquido por las mamas

Cuando una mujer amamanta a su bebé la glándula pituitaria segrega la hormona prolactina que sirve para propiciar que la madre produzca leche por eso mientras la madre siga amamantando a su bebé, seguirá produciendo leche y cuando deja de amamantar, en unas cuantas semanas dejará de lactar, sin embargo, además de propiciar la producción de leche, la prolactina también puede producir la pérdida del periodo y es una hormona que se encuentra de forma natural en bajos niveles tanto en hombres como en mujeres.

Los niveles elevados de prolactina en los hombres pueden producir desde disminución del deseo sexual hasta impotencia y en las mujeres los senos pueden producir ligeras descargas de leche o líquido blanco amarillento, lo cual es una clara señal de riesgo de infertilidad.

Señal número 6: Infertilidad en el hombre

Usualmente el semen sano tiene un color blanco y semi transparente con una consistencia líquida pero ligeramente gelatinosa. Así como una manzana cambia de color al oxidarse después de darle una mordida, el semen también empieza a oxidarse al contacto con el aire y puede tornarse de color ligeramente amarillento como crema después de unos minutos. Es importante mencionar, que tanto el exceso de alcohol como el consumo de tabaco, pueden propiciar la oxidación del semen desde antes de eyacular, de modo que si desde que el hombre eyacula el semen sale amarillo posiblemente esté oxidado, incluso si sólo son algunas manchitas.

Si tiene manchas verdes es muy posible que existan infecciones, aunque también puede suceder cuando se toman medicamentos desparasitantes. Manchas rojas o cafés o de otros colores nunca son normales y el semen debe tener una consistencia y textura uniforme, no es normal que tenga diferencias en la textura, tampoco que se formen grumos ni que haya variaciones de la intensidad del color o transparencia. Ante cualquiera de estas señales vale la pena realizar un seminograma.

Otra señal que frecuentemente se ignora en los hombres se conoce como varicocele. Los testículos están sostenidos por una especie de racimo lleno de venas y arterias muy pequeñitas y entrelazadas, lo normal es que sea muy complicado ver o incluso sentir por donde pasan estas venas pero en los hombres con varicocele las venas pueden inflamarse hasta el punto que es posible ver el abultamiento por donde pasan las venas bajo la piel del escroto, es decir, la piel que recubre al testículo y en general, tanto en el hombre como en la mujer, notar venas inflamadas o varicosas en la zona genital no es buena señal de fertilidad.

Señal de infertilidad 5: Abortos de repetición

Uno de los diagnósticos más complicados de realizar es el de los abortos de repetición porque usualmente se relacionan a problemas genéticos con los espermatozoides o algún tipo de incompatibilidad genética entre el hombre y la mujer, es decir, que ella es totalmente sana y él es totalmente sano pero cuando se combina el óvulo y el esperma más con la división celular y el embrión no es viable con la vida.

Estos abortos suelen ocurrir en las primeras semanas del embarazo de modo que a muchas mujeres les sucede que sólo tenían unos días de embarazo cuando algo le pasó al embrión y nunca se dieron cuenta o a veces sí se dan cuenta… Pero piensan que algo tienen mal en el útero y que es culpa de ellas pero como les decía, en realidad es algo directamente relacionado a la salud del embrión.

Si tienes periodos irregulares y has tenido pruebas de embarazo positivas pero luego tu regla llega de modo normal es absolutamente necesario que ambos acudan a consulta de fertilidad.

Señal 4: Miomas, pólipos, quistes y otras irregularidades

Recibimos muchas pacientes a quienes ya les han hecho ultrasonidos y les detectaron que tienen pólipos, quistes o miomas, pero les dicen que no se preocupen, que está chiquito y aún así se pueden embarazar pero esto en parte cierto y en parte es mentira porque en primer lugar el tamaño de estas irregularidades realmente no importa tanto.

Lo verdaderamente determinante es la ubicación exacta que tenga y en segundo lugar los miomas y pólipos disminuyen las posibilidades de lograr un embarazo pero además incrementan los riesgos de complicaciones y abortos en el embarazo, así que si ya tuviste un aborto o si te está costando lograr un embarazo y sabes que tienes miomas, quistes o pólipos, valdría la pena considerar operarlos.

Señal número 3: A mí ya me destaparon las trompas

Las trompas son muy sensibles y pueden obstruirse por malformaciones anatómicas, infecciones, exceso de mucosidad o por endometriosis. Existen dos estudios que sirven para ver si las trompas están tapadas una de ellas es la histerosonografía que se puede realizar aquí en el consultorio y que es básicamente un ultrasonido vaginal en el que introducimos un poco de líquido en el útero y vemos hasta dónde llega el líquido, si llega hasta los ovarios las trompas son permeables, es decir, que permiten el paso y no están obstruidas.

El otro estudio es la histerosalpingografía, que es más o menos lo mismo pero en vez de ultrasonido se usan rayos-x en un laboratorio independiente. El problema es que mucha gente incluso algunos radiólogos piensan que la histerosalpingografía sirve para destapar las trompas, esto es un mito extremadamente común y les voy a explicar lo que sucede: Cuando el líquido se introduce con poca presión se puede ver que las trompas están tapadas pero quizás el radiólogo le pide un poco de dinero extra a la paciente para destaparle las trompas y entonces mete el líquido con mucha más presión toma la radiografía y claramente se ve que ya quedaron destapada las trompas… Pero imaginen que es como tener la nariz totalmente tapada por la gripe y que alguien les dice “Ahorita mismo te voy a curar, sólo tengo que meterte agua presión con una manguera”. ¡Y claro! Seguramente se te va a destapar la nariz pero solita se va a volver a tapar en un par de minutos porque eso no te curo de la gripe. Entonces cuando una paciente nos dice “A mí ya me destaparon las trompas con una histerosalpingografía” es una señal clara que de que las trompas siguen tapadas.

Señal número 2: Antecedentes personales y familiares

Considerar los antecedentes familiares suena bastante obvio, es decir, si tus padres, hermanos, tíos u otros parientes tuvieron problemas para tener hijos, es evidente que tú podrías tener problemas de fertilidad pero a lo largo de los años hemos descubierto que la sexualidad y fertilidad sigue siendo un tema súper tabú inclusive dentro de la propia familia.

Recibimos parejas que vienen a la primera consulta y les preguntamos si sus parientes han tenido problemas de fertilidad y nos dicen que no, así que seguimos con la consulta, realizamos estudios, detectamos el problema, les explicamos el diagnóstico y brindamos opciones de tratamientos…. No se imaginan la cantidad de pacientes que cuando regresan para empezar el tratamiento nos dicen que hablaron con su familia y alguien les dice “¡Ah! Es lo mismo que tuvo tu tío!” Hemos tenido casos en los que incluso los mismos padres de nuestros pacientes tuvieron ese problema y cuando hablan con ellos les dicen “Es que yo tenía la esperanza de que no te pasara lo mismo” o “Yo creí que tú estabas bien y por eso no te dije nada”. Por favor, hablen honestamente con su familia y hagan la pregunta específica de si les costó trabajo lograr el embarazo.

Señal número 1: Llevamos más de seis meses intentando

Finalmente, la señal de infertilidad más común pero más ignorada de todas, es llevar más de seis meses intentando sin éxito. Recibimos muchas pacientes que vienen y nos dicen “ya llevo un año” o “cinco años” o “diez años intentando y vengo a ver si soy infértil”. Pero bueno, de entrada después de seis meses intentando ya debemos considerar que existe un problema de fertilidad y quizá el problema es que pensamos que la fertilidad es como prender y apagar la luz, que solo existen dos opciones: O soy fértil o soy infértil, pero en realidad la fertilidad se trata de posibilidades.

Digamos que la gran mayoría de las pacientes tiene un dado de fertilidad que luce como un lado normal de seis lados, cada mes tienen oportunidad de aventarlo una vez y si les sale seis logran un embarazo. Pero algunas parejas en lugar de un dado de seis lados, tienen uno de cuatro lados o sólo tienen que aventar una moneda y si les sale cara logran el embarazo. Otras parejas no tienen tan buena fertilidad y quizás su dado tiene 20 caras, así que quizás tarden varios años en lograr el embarazo.

Si ya tienen más de 6 meses intentando sin éxito deben acudir a consulta de fertilidad, afortunadamente la mayoría de las veces descubrimos un simple detallito que puede arreglarse fácilmente. Nos vemos en el próximo video sobre cómo quedar embarazada, donde veremos opciones de tratamiento con las que se puede lograr el embarazo incluso en menos de 40 días.

“Afortunadamente en la gran mayoría de los casos, desde la primera consulta podemos identificar y resolver estas señales de infertilidad”

Agenda tu consulta
Dra. Liliana de la Rosa Pérez
Dra. Liliana de la Rosa Pérez
Especialista en Medicina Reproductiva
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?