Project Description

Un testimonio de amor

Vero nos comparte su bella historia, desde el diagnóstico de infertilidad, hasta la llegada de su hermosa hija, siempre en compañía del Dr. Otto Paredes y Dr. Carlos Monsalve. ¡Mil gracias por permitirnos ser parte de este sueño cumplido!

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Introducción

Hola, hoy vamos a presentarles una paciente muy especial, muy querida aquí en Creafam, que tuvo la oportunidad de hacer, pues de recorrer todo el camino, desde el diagnóstico, el tratamiento de fertilidad y finalmente tomó la decisión de seguir con nosotros hasta ver el nacimiento de su bebé.

Queremos darle las gracias a Verónica, por querer compartir con ustedes su testimonio, es una experiencia que seguramente puede apoyar o ayudar a otras pacientes a tomar decisiones en relación a su vida reproductiva. Verónica, muchas gracias por estar con nosotros. Muchísimas gracias por permitirme estar aquí y compartir mi experiencia.

Fertilización In Vitro y Ovodonación

Yo recuerdo que llegaste con un poco de temor, muchas dudas, tenías tiempo buscando embarazo, intentos fallidos y bueno finalmente tomaste la decisión de acudir a Creafam.

Uno no está preparado definitivamente para que le digan que no va a poder tener familia por sí mismo, definitivamente, ni moral ni económicamente uno está listo para escuchar esas palabras Yo después de varios intentos, aún teniendo una vida aparentemente sana, me di cuenta que necesitaba ayuda, me di cuenta también gracias a Dios que en Puebla hay excelentes opciones y por caso de éxito de una persona conocida allegada a mí, fue que yo caí en las manos de el equipo Creafam.

Recuerdo que cuando atendimos a Vero pues le planteamos opciones, es nuestra forma de enfocar las cosas, existen muchos detalles o muchos factores que pueden influir en la infertilidad: La edad, problemas físicos, en fin muchas cosas y en su oportunidad pues le planteamos a Vero dos opciones: Seguir el camino de fecundación in vitro basada en su edad con óvulos propios versus el tratamiento alternativo que es de los óvulos donados. Entonces cada técnica pues tiene sus implicaciones tanto en expectativas de éxito, un poco el factor económico pero por encima de todo la decisión: Intentarlo por uno u otro camino y sobre esa base pues iniciamos el recorrido.

El deseo de ser mamá y de ser papá, mi esposo también, era muy grande. Nosotros estando en una edad en la que nosotros pensamos que era idónea llegamos aquí, ya sabiendo que teníamos una dificultad. Se me hace una valoración y a mí se me plantean las dos alternativas que menciona el doctor y así es como nosotros en su momento y por una cuestión personal, tomamos la que menores posibilidades nos daba para agotar esa instancia, desgraciadamente no fue posible y posteriormente optamos por la segunda opción que es la de la ovodonación y al primer intento fue como tuvimos la dicha de ya estar en espera de nuestra hija. – Me gustaría nada más aprovechar… De repente preguntan mucho con respecto a la ovodonación, si sí se parece el hijo, si no se parece – A mí eso preocupa terriblemente y yo me acuerdo que una de las de las últimas pláticas que yo tuve con el Dr. Otto previo a la transferencia fue esa, cuando yo le dije nos vamos a ir por la ovodonación y yo creo que yo en lugar de llegar feliz, llegué más preocupada que feliz… No, yo derrame una cantidad de lágrimas en frente de él tremenda. Y yo creo que esa fue una de las que más me… me tocó el corazón en un momento.

Yo siempre pensé que mi hija, mi hijo, iba a tener algo de mí y él a mí me dijo, no, va a tener tu actitud, va a tener tu comportamiento, tú lo vas a formar. Él también a lo mejor va a poder practicar un deporte como tú. Me dice pero no te preocupes, nosotros nos vamos a encargar de que si se parezca y sí, si se parece, me asusta, tanto en lo físico como en lo personal digo yo creo que hay cosas que ella no tendrán que saber ¿No? Pero ya las traía integradas y si dice mi mamá que le recuerda mucho cuando yo estaba de su tamaño. Si, es tremenda, aquí los bebés Creafam yo creo que traen un chip muy especial también. Y sí… Si es preocupante, yo creo que absurdamente cuando uno no sabe a lo que se expone con un tratamiento así es en lo primero que uno piensa cuando en realidad es lo último que uno tendría que estar considerando. Si la verdad es que el punto importante que siempre comento a las pacientes  en consulta es: No perder de vista cuál es su objetivo, si tu objetivo fundamental es ser madre entonces, a veces hay que tomar decisiones. No y si salió de acá, me consta que si. No, no, no ¡Claro! Se parece mucho a Rafael, digo todo mundo me dice que me utilizaron de impresora prácticamente, pero mío en la actitud, dice mi mamá: Pues es que eso lo hacías tú.

Pero que interesante porque fíjate: Si nos vamos netamente al punto biológico: Ese temor que tienen otras pacientes como tú mencionas, físicamente se parece al papá y dices, bueno tendría lógica, intercambio genético, etc. Pero está esa otra parte: El comportamiento, la actitud, como se mueve entonces se parece a ti.  Si ahí hay cosas inexplicables, pero si definitivamente. Hay… Detalles que yo creo que ella no tendría por que “copiar” por decirlo de alguna manera, pero los tiene. Ese tipo de cuestiones en realidad a nosotros, con tal de nosotros abrazar lo que abrazamos a diario… No, no nos importó en realidad.

Digo y va a haber un momento en el cual yo sí quisiera a mi hija decirle cómo fue que ella llegó, yo no siento que esto sea algo que yo deba de ocultarle a ella, o sea, sí, si nació de mí, si creció dentro de mí. Tengo muchas fotos, tengo muchos videos, ahora va a haber más videos y sinceramente, yo… Yo no ubico mayor objeción al respecto, pediré en su momento la asesoría para saber cómo explicárselo. – Como la estrategia para comunicarse –

Pero yo sí considero que eso es algo que yo le puedo contar, sobre todo para que ella entienda que su papá y yo teníamos tantas ganas de tenerla con nosotros que buscamos hasta la más mínima alternativa que llevar a cabo y vino a replantear completamente nuestra vida y si en algún momento duda del amor que ella… Genera en nosotros, yo voy en ese momento, comenzar a buscar eso que yo voy a necesitar para explicárselo todo, sin problema lo voy a hacer, para que le quede perfectamente claro y yo creo que si alguna persona a mi me preocupa que lo deba de entender es ella, nadie más en absoluto. – Que bueno, te felicito –

Y perdón, pero esa es una fotaza. – ¡Si es una fotaza! –

Y ya después yo me quedé pensando, hay Dios… Es José.

¡Si! Vamos a hacer un acercamiento para que conozcan mejor a María José.

Cuidado materno, parto y cesárea humanizada

Aquí estamos con Vero, que le damos infinitamente gracias por siempre apoyarnos, porque es un apoyo también el que ella nos da a nosotros, el reconocimiento que nos está dando como clínica, como médicos, como personas, entonces le damos muchas gracias a Vero. La experiencia que tuvo con nosotros, bueno pues, en un principio fue un tema de fertilidad con el Dr. Otto, luego me encargué, nos dio la oportunidad de seguir en la observación, el desarrollo de todo el embarazo y fuimos llevando su control del embarazo, que todo fue realmente perfecto.

Como detalle, lo único que tiene es que en el último trimestre su bebé empezó a tener un retraso en el crecimiento, por eso es que dice que su niñita nació chiquita porque tenía un retraso de crecimiento a consecuencia de la placenta que ya no tenía el mismo funcionamiento, entonces al final lo que empezamos a hacer es verla cada vez más seguido. Si nosotros lo tenemos que ver cada semana o cada tercer día o diario, así lo estuvimos haciendo hasta el punto en donde consideramos que ya era suficiente para la madurez y que era el mejor momento para que naciera su bebé, que nació pesando alrededor de 1.800 kg, pero con un término adecuado, en donde no necesitó ni siquiera una incubadora, entonces esa es la finalidad de tener un buen control obstétrico y agradecer que confíen en nosotros para poder decir ya es momento de que nazca porque ya no puede estar más tiempo ahí adentro y así fue, nos dio esa oportunidad, confío en nuestras decisiones médicas y a la fecha pues tiene un bebé de año y medio, perfectamente sana.

Yo me acuerdo muy bien sus palabras: “Está chiquita” – A si, cuando iba a nacer –

Yo me acuerdo perfectamente bien del último peso que me dio aquí y cuando nació y todavía me acuerdo que me dice ¿Ya ves? – Está chiquita… Pero estaba muy bien –

Sí y aparte usted a los tres meses contaditos me dijo “Aquí tenemos una hermosa niña” Digo doctor, pero… ¿A poco ya a los tres meses se puede? y usted me dijo “Yo tengo la experiencia como para poder decir”. Y me explicó, no le entendí, pero me explicó y a los 3 meses yo ya sabía que era una niña Y fue niña y me dijo… A mí lo más impresionante fue cuando me dijo “Va a pesar tanto” porque ve que te dejo de… Empezó a no crecer y yo me empecé a inflar, entonces proteína y demás para que creciera, pero yo creo que eso a lo mejor sirvió para que no bajara y me dijo “Va a pesar tanto” ¡Madre de Dios fue lo que pesó! – Pero sanita, madura –

No, perfecta. Yo creo que todo lo que me dolió las inyecciones que usted me indicó previas, yo acababa rezando un rosario – Para la madurez pulmonar de tu bebé –

Pues es que nació pesando menos de 2 kilos – Si, pesó que ¿Cuánto pesó? Como 1.800 – 1.875 – Pero no necesitó incubadora –

No, no necesitó absolutamente nada, pero nada. – Y a la fecha bien sana –

Si, no se ha enfermado de nada, además yo creo que nos pusieron con un muy buen pediatra – Si, el Dr. Christopher Bello, nuestro neonatólogo –

No se me ha enfermado de nada, ya tiene casi todos sus dientes. Todo lo que me dieron aquí antes – Le sirvió, le ayudó – Tengo un bebé muy fuerte – Y tu control del embarazo ¿Fue lo que esperabas? – Si – Que se te fuera explicando, diciéndote los estudios –

Me asustó la precisión, me asustó la precisión – De lo que iba pasando, siempre estuviste bien informada – Totalmente – De eso se trata –

Nunca me quedó ni la más mínima duda, ni a mí, ni a mi esposo, que aunque no venía conmigo  – Ajá, venía más tu mamá –

Yo le explicaba, a mí me llamó y siempre me va a llamar mucho la atención, la precisión de datos que usted me dio. La situación con el Dr. Otto fue la relativa a que ella llegará a mí vientre – A conseguirlo – Pero lo que usted me dijo después, para mí si fue muy, muy llamativo porque era exactamente – Lo que iba pasando –

Lo que estaba pasando y tenemos todo el récord, yo siempre le explicaba a mi esposo después con los videos, lo que me acababan de decir a mí en la cita, porque aparte, esta carpeta era maravillosa, donde me iban poniendo, luego a mi se me olvidaba, la traía y me la ponían al corriente, pero la situación del vídeo fue tremenda. Lo tenemos desde que era un camaroncito. – Se lo vas a poder enseñar a tu bebé cuando esté mas grande, le vas a poder explicar todo lo que se veía. –

Sí, si y como yo le comentaba al Dr. Otto hace rato, yo voy a querer explicarle a ella de principio a fin todo lo que tuvimos que hacer… No para reprocharle, no para querer llamar de más su atención, sino para que sepa el amor con el que… Con el que la buscamos y con el que nos ayudaron aquí a llegar y es algo que también es de mención especial, uno ve en internet mil y un videos, mil y un comentarios. No sé si ese día recuerde que yo le dije  “Oiga doctor, yo vi en YouTube un video donde al bebé lo sacan en 20 minutos” Y me dijo  “Ah, pero es que esas son como las incisiones que son de emergencia” Y ya me hizo la explicación, pero nosotros vamos capa por capa. ¡Yo hasta ese día tomé clase! y para mí ese día fue muy bonito, porque además también escuchando otro tipo de experiencias que uno no tendría que escuchar antes, uno llega con más miedo de lo que debería Y, a mí me llamó mucho la atención que todo estaba muy tranquilo, todo estaba muy agradable, la única preocupada era la Dra. Cortés por mi presión y yo recuerdo que cuando la Dra. Claudia me sienta y me comienza a explicar la postura que yo debía de tomar yo pregunté ¿Y dónde está el Dr. Monsalve? Porque era el siguiente en la lista. “Aquí estoy” y estaba atrás llenando la tabla – Si, las indicaciones, exacto – Y yo pregunté, ahorita cuando me vaya usted a poner la inyección ¿Puede venir mi esposo a sostener mi mano? y me dijo no él entra después con el Dr. Bello… ¡Pero aquí viene el Dr. Otto! ¡Y el Dr. Otto fue el que me sostuvo!

Yo creo que fue el único momento en el que a lo mejor yo de verdad puede estar preocupada, cuando ya venía el asunto de “No vas a sentir nada de la cintura para abajo” Pero todos estaban ahí y como yo le comentaba mi esposo, ahora ya con bebé fuera, no es el único servicio que aquí me pueden ofrecer y por eso ya mi control posterior ya va a ser aquí – Aquí lo llevamos –

¿Para qué buscar en otro lado? Sinceramente no, no habría manera – No, muchas gracias – Y si, siempre que me a mí alguien me lo pregunte, yo voy a ser muy feliz. Muchísimas gracias a ustedes, mi bebé nació en circunstancias un poco complicadas, por decirlo de alguna manera por cuestiones del tiempo en que se dio, en lo personal fue cuando debía de llegar, no contábamos con una pandemia de por medio, pero aunque tuvo ese pequeño detalle al final, mi bebé tiene hoy un perfecto desarrollo y eso es algo que, hace que yo corrobore que la decisión que tomamos por estar aquí y por permanecer aquí fue la mejor.

Muchísimas gracias, siempre. – A ti, muchas gracias – Muchas gracias.

“La epigenética nos ayuda a comprender como es posible que el embrión reciba una fuerte influencia desde que está en el útero, modificando el nivel de actividad de diversos genes para semejarse a la madre, pero además la actitud, comportamiento, incluso la forma de moverse se aprende directamente de los padres.”

Agenda tu consulta
Dr. Otto Paredes
Dr. Otto Paredes
Experto en Fertilidad
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?