Project Description

Epigenética y ovodonación: O cómo el útero de la receptora cambia para siempre el destino del embrión que se implanta en él.

¿Por qué dos hermanos pueden ser tan distintos si tienen el mismo ADN? La Epigenética estudia los elementos que activan o desactivan nuestros genes y todo puede empezar a cambiar desde el útero, una mujer con un óvulo donado puede modificar la expresión genética del bebé.

AAunque para algunas parejas sea un proceso bastante sencillo, para otras la ovodonación o la donación de semen, pueden hacer surgir lo que los psicólogos han llamado el “duelo genético”.

Esa sensación de tristeza con llanto fácil, o esa impresión de vivir un futuro incompleto, es una característica de este duelo, aunque no la única. Se repiten: nuestro hijo no tendrá nuestro material genético, no se va a parecer a mí, cómo se lo voy a contar, estas entre muchas dudas y miedos, los acompañan mientras la reacción emocional de pérdida se va desarrollando.

Es un periodo de tiempo que puede sobrellevarse hablando de forma abierta con la pareja o con personas preparadas cuyo criterio amplio y libre de prejuicios, pueda mostrarles un panorama más extenso. Para la pareja es indispensable encontrar ese punto que los hizo querer ser padres. Solo volviendo a ese principio, podrán ilusionarse de nuevo y ver la donación de gametos ya no como la última alternativa, sino como la opción para conseguir su sueño.

Pero la gran noticia para los nuevos padres por Fertilización In Vitro con donación de gametos, es que la Epigenética está dando herramientas para ponérselo difícil al duelo:

La Epigenética es una ciencia que ha determinado que no es solo el material genético el que establece cómo somos, sino que el cómo crecen y se diferencian las células del cuerpo durante la gestación, resulta esencial para lo que seremos al nacer.

Siempre se pensó que los genes de nuestros padres definían nuestra identidad genética, gracias a la Epigenética, se ha descubierto que hay mecanismos que alteran esa expresión genética y definirán lo que somos físicamente.  Los factores epigenéticos, son alteraciones bioquímicas que cambian la expresión de determinados genes sin alterar su secuencia. En el caso de la ovodonación, la carga genética será de la donante, pero debido al intercambio entre las moléculas de la madre que gesta y el ADN del embrión, se pueden activar o inhibir la expresión de determinados genes. La sangre de la madre gestante, hará que parte de la información genética guardada en el núcleo celular del embrión se module o exprese diferente, lo cual influirá en sus características físicas, psicológicas y de salud en general.

Esta es la razón por la que la madre que lleva al bebé, tiene la capacidad de influir en la manifestación  de los genes del embrión durante la gestación. Es decir, el niño o niña que nazca de una madre que usó ovodonación, será un individuo diferente al que hubiese nacido del vientre de la mujer que generó esos óvulos, y esta diferencia no sería dada por el semen, sino por el útero que lo lleva.

Esta perspectiva abre ideas con respecto a la evolución misma de los humanos. Qué tal si una madre muy sana recibe óvulos con alguna carga genética que fuese sensible de desarrollar una enfermedad, ¿Sería posible que un evento lleno de amor como es la ovodonación, colabore con la mejora de los humanos como especie?, ¿Podría ser entonces que esa madre mejore desde el principio las condiciones de salud de ese hijo amado que llegará al concluir su ciclo de embarazo?

“No sabemos, pero la Epigenética le da un nuevo valor nutritivo a la sangre. Como diría Helen Keller: “Las mejores y más bellas cosas, no pueden verse, ni siquiera tocarse. Ellas deben sentirse (y en este caso particular, circularse) con el corazón.”

Dr. Otto Paredes

Cuida tu salud, cuida tu cuerpo y consulta siempre a tu especialista.

¿Qué te pareció este artículo?