Project Description

Vitaminas, suplementos y tips de fertilidad

#SaberEsPoder Por eso, el biólogo Luis Machorro y el Dr. Arturo Valdés, expertos en fertilidad de Creafam, nos comparten 10 Vitaminas, suplementos, tips y errores de fertilidad que te ayudarán a maximizar las posibilidades de lograr un embarazo.

Agenda en línea y recibe un descuento en tu primera consulta.

AGENDA TU CONSULTA

Seguir las indicaciones previas

Si pusieron atención en la introducción se habrán dado cuenta que bajo la frase de #SaberEsPoder dice que un doctor es tan bueno como su paciente y muy seguido nos preguntan ¿Qué significa esto? En resumen, significa que aunque un médico sea excelente si el paciente no sigue sus indicaciones el tratamiento no va a funcionar. Aquí les va un ejemplo que sonará un poco ridículo pero de hecho es súper frecuente: Digamos que ya te reviso el doctor y te dice que vas a necesitar tres ampolletas de medicamento para estimular tu ovulación, pero como tú quieres mejorar tus posibilidades de embarazarte decides ponerte 6 ampolletas de medicamento… ¡No! Esto suele ocasionar una hiperestimulación ovárica, los ovarios se hinchan y empiezan a doler un par de semanas después de comenzar el tratamiento pero lo peor es que al final pueden pasar dos cosas: Una es que el ovario se cierre y del plano deje de producir óvulos, otra es que libere demasiados óvulos. Usualmente 10 son más que suficientes pero podrían liberarse 12 ,15 o más de 20 y al final muchos de esos van a ser inmaduros y es básicamente un desperdicio, ahora bien, también tenemos pacientes que hacen todo lo contrario, ya sea porque el medicamento se les hace caro o porque alguna amiga les dijo que le iban a salir granos o que le iba a doler la cabeza si se ponía el medicamento… En fin, cualquier pretexto para no ponerse el medicamento, y claro, al final si no hay estimulación ovárica solo vamos a tener 1 o 2 ovulitos para hacer el in vitro y si no maduran bien no valdría la pena transferirlos al útero.

Incubar por 5 días

Recibimos muchas pacientes a las que les hicieron una in vitro que no tuvo éxito y nos dicen que sólo pasaron dos o tres días desde la extracción de los óvulos hasta la implantación, en Creafam sabemos que eso no es lo ideal, pero existen muchos centros reproductivos expertos en vender una in vitro de 3 días con nombres bonitos como “FIV natural” o “FIV materna” o de plano “FIV económica”, aunque realmente el ahorro es mínimo ya que la tasa de un embarazo natural en pacientes con problemas de fertilidad es a lo mucho 10% comparado con la tasa de embarazo de una FIV en Creafam que es de más del 90% por ello nosotros, a la gran mayoría de embriones los incubamos hasta el día 5. Sólo en determinados casos y con ciertos criterios lo realizamos en menos tiempo.

Mejorar la fertilidad con Vitamina D

Cuando hablamos de nutrición y fertilidad la mayoría de las pacientes piensan que las vamos a poner a dieta porque eso es lo primero que les dicen en todos lados: Si te quieres embarazar te tienes que poner a dieta… Y si, el peso influye pero lo más importante es asegurar que exista un equilibrio perfecto de 4 nutrientes que son la vitamina D, coenzima Q-10 y antioxidantes.

Desde hace décadas sabemos que la vitamina D se produce en la piel con la influencia de los rayos solares y que ayuda a tener huesos y dientes sanos pero usualmente la ignoramos y le brindamos más importancia a la vitamina C, la vitamina A u otros nutrientes, incluso la comunidad científica la tenía relegada pero poco a poco hemos descubierto que influye en procesos hormonales e incluso en la calidad de los espermas y de los óvulos. Es tan importante que en los últimos años se ha duplicado la dosis diaria recomendada de vitamina D a nivel global, de 300 unidades a 600 unidades para adultos con un tope de 2000 unidades internacionales diarias y aquí viene lo más interesante: La grasa absorbe la vitamina D y por eso las personas con sobrepeso tienen bajos niveles de vitamina D, de hecho también las mujeres con ovarios poliquísticos suelen tener bajos niveles de vitamina D y en ambos casos se puede mejorar la regularidad de los periodos y calidad de los óvulos o de los espermas en el hombre con algo tan sencillo como suplementos de vitamina D.

Si nos enfocamos en reproducción asistida una adecuada suplementación de vitamina D tiene cinco beneficios: Mejora la calidad de los óvulos y de los espermatozoides, de forma que se logran las fertilizaciones exitosas pero además ayuda a prevenir la endometriosis e incluso mejora la receptividad endometrial de modo que hay más embriones que se implantan bien en el útero y por si fuera poco, se reducen las tasas de abortos, pérdidas y complicaciones en mujeres embarazadas. Sólo que hay que tener cuidado, no se trata de ir a la farmacia y comprar todos los suplementos de vitamina D que se encuentren, usualmente esta suplementación se realiza sólo unos meses porque tener niveles demasiado elevados de vitamina D por periodos prolongados también ocasiona problemas de fertilidad. Si gustan vengan a consulta y podemos encontrar sus niveles ideales.

Antioxidantes y Glutatión

Ahora hablemos de los antioxidantes, así como el cuerpo humano envejece a lo largo de los años, las células de nuestro cuerpo envejecen y mueren en cuestión de semanas. Básicamente, el producir energía las va quemando y desgastando rápidamente. Así como un coche quema gasolina y desecha smog, las células queman oxígeno y desechan radicales libres que son tóxicos para las células. Es un proceso normal pero cuando se producen radicales libres en exceso se conoce como estrés oxidativo.

El gran problema del estrés oxidativo es que se va expandiendo y afecta a otras células a su alrededor, es como si echáramos una manzana podrida en un cesto de fruta y entonces en 1 o 2 días el resto de las frutas se van a pudrir. Entonces, en fertilidad es un problema porque termina afectando a los óvulos, espermas, ovarios, trompas de falopio, los ductos seminales, el útero e incluso puede inflamar el abdomen y reduce la posibilidad de que el embrión se desarrolle. La primera forma de reducir el estrés oxidativo es no fumar, no beber y evitar alimentos procesados o altos en calorías, la segunda forma es consumir antioxidantes, así se puede alargar la vida de las células y claro, esto aumenta la calidad de los espermatozoides y de los óvulos. La vitamina C es probablemente el antioxidante más popular, pero el mejor antioxidante que existe es el glutatión liposomal.

El glutatión es un tripeptido formado por tres aminoácidos: El ácido glutámico, la cisteína y la glicina. La maravilla de esta molécula es que puede desintegrar los radicales libres pero además mejora el metabolismo y crecimiento de las células a la vez que reduce la muerte celular, sin duda, es el mejor protector celular que existe. Finalmente, la coenzima Q10 es muy interesante, en todos lados te venden el suplemento como un antioxidante para evitar el envejecimiento pero lo más padre de esta molécula es que vive en las mitocondrias y la mitocondria es la encargada de producir energía en cada célula, su deficiencia ocasiona problemas cardiacos y bajos niveles de energía en cada célula dentro y fuera del cuerpo… Y digo fuera del cuerpo, porque cuando hay deficiencias de esta enzima los espermatozoides casi no se mueven, están como muertos y de igual forma un óvulo fecundado tiene problemas para crecer y dividirse por falta de energía.

En Creafam podemos revisar sus niveles y proporcionarles suplementos de estos nutrientes pero también les recomiendo que vean el video de nuestra nutrióloga, la Mtra. Marisol Navarrete, sobre los alimentos que mejoran la fertilidad, así podrán irse preparando desde este momento y poco a poco mejorar sus posibilidades de éxito.

¿Juntarlos o separarlos?

Los seres humanos somos criaturas sociales, necesitamos ese contacto y cercanía con otros para estar bien y es increíble pero esta necesidad se hace palpable desde la concepción. Tradicionalmente ponemos cada óvulo fertilizado en una gotita llena de nutrientes y los metemos a la incubadora, así es más fácil identificar cada embrión y valorar su desarrollo pero en varios países hemos estado experimentando y obteniendo excelentes resultados con la técnica de cultivo en grupo. Básicamente, si un embrión está creciendo bien lo dejamos en paz pero si vemos que hay dos embriones que no están creciendo tan bien como quisiéramos podemos juntarlos en la misma gotita y empiezan a crecer mejor. Parece magia y es de no creerse, pero si funciona. Quizás sea por el intercambio de nutrientes o ligeras alteraciones en la temperatura y no en todos los casos funciona pero cuando si, en verdad es maravilloso verlos crecer.

Evitar la actividad sexual

Si, evitar la actividad sexual puede mejorar la fertilidad. Existen dos razones por las cuales es importante evitar la actividad sexual antes de realizar una punción ovárica: La primera es que si la mujer tiene un orgasmo existe la posibilidad de que algunos de los óvulos maduros se liberen, así que al final tendríamos menos óvulos para fertilizar y la segunda es que si el hombre eyacula la cantidad de espermatozoides en su muestra de semen será menor. Probablemente la calidad espermática no se vea afectada pero podríamos obtener una mitad o un tercio de los espermatozoides que se esperaban, entonces, la recomendación es evitar toda actividad sexual desde tres días antes de realizar la punción ovárica.

El PH o potencial de hidr´ógeno

El PH o potencial de hidrógeno. En el laboratorio de in vitro existen muchas variables que podemos controlar fácilmente como son los nutrientes, la temperatura y el tiempo de incubación pero el PH o la acidez en la que se encuentra el embrión es la más difícil de controlar, especialmente porque la temperatura la controlas como un termostato y punto. El tiempo, pones es el reloj y ya está, pero el pH cambia según los nutrientes que hayas colocado y qué tan rápido está creciendo el embrión, la temperatura también lo modifica e incluso cada vez que tomas una medición estás alterando el PH. Entonces en otras clínicas les pasa que termina el día de trabajo, se van a casa y cuando regresan por la mañana los embriones están atrésicos, es decir, muertos.

Afortunadamente en Creafam contamos con sistemas como Primo Visión y Timelapse para automatizar la regulación del PH e incluso entregarle a la paciente un reporte completo con el ritmo del crecimiento, temperatura y PH a lo largo de la incubación.

Señales de hiperestimulación

Como les decía al principio la hiperestimulación ovárica puede afectar la cantidad de óvulos que se obtienen el día de la aspiración folicular, pero además puede afectar la salud de la madre y por ende las posibilidades de éxito cuando se realice la transferencia, por eso, mientras los embriones se están incubando vale la pena que la paciente esté atenta a los síntomas de hiperestimulación ovárica.

La principal señal es una hinchazón extrema, la zona cercana a los ovarios se inflama y puede haber retención de líquidos de forma que la paciente sube un kilo de peso en menos de un día. Otros síntomas menos evidentes incluyen la falta de aliento o dificultad para respirar, náuseas, vómitos persistentes o disminución en la cantidad de la orina. Si el problema es grave valdría la pena congelar los embriones maduros y esperar unas semanas antes de continuar con el tratamiento.

Técnicas de fertilización in vitro

Cuando hablamos de in vitro existen dos técnicas principales, la primera es la que popularmente se conoce como FIV y se trata de hacer la fertilización de la forma más fisiológica o natural posible, es decir, ¡Claro que extraemos los óvulos y capacitamos a los espermatozoides! Pero lo único que hacemos es colocar algunos espermatozoides en una gotita junto al óvulo con todo su cúmulo, es decir, todo el tejido que lo rodea de forma natural y este cúmulo obstaculiza que los espermatozoides lleguen y ayuda a que solo el más fuerte penetre al óvulo, pero claro, al final de cuentas ya no tiene que atravesar toda la vagina, útero y trompas de falopio, así en cuestión de minutos logrará atravesar el cúmulo.

La segunda técnica es más complicada y se trata de la típica imagen que muchos han visto de la jeringa inyectando un espermatozoide directamente en el óvulo, se conoce como ICSI y significa inyección intracitoplasmática de espermatozoides por sus siglas en inglés. Para esta técnica si le quitamos el cúmulo a los óvulos e inyectamos un solo espermatozoide pero hay un detalle muy importante que me ha tocado ver que no hacen en otros lados y es que cuando un espermatozoide entra de forma natural en el óvulo, su cola se le cae y solo penetra la cabeza, pero si tú inyectas un espermatozoide completo dentro del óvulo va a tratar de seguir nadando y puede terminar destruyendo al óvulo por dentro, entonces, antes de inyectar cada espermatozoide debemos cortar o inmovilizar la cola.

Técnicas de avanzadas de fecundación in vitro

Aunque de por sí una FIV y una ICSI ya son procedimientos complejos, aún existen técnicas más avanzadas como realizar una biopsia testicular, es decir, extraemos espermatozoides directamente del tejido del testículo y los inyectamos al óvulo. Generalmente se realiza cuando el hombre tiene vasectomía o tiene criptorquidia, es decir, que no descendieron los testículos adecuadamente o incluso cuando la muestra de semen no tiene espermatozoides… Muchos hombres piensan que eso significa que no puede producir espermatozoides pero lo más seguro es que por alguna razón se quedan atrapados dentro del testículo.

De igual forma podemos realizar el DGP o diagnóstico genético preimplantacional donde a los embriones en día 3 o día 5 se les extrae una blastómera, es decir, 1 o 5 células del trofoectodermo para analizar genéticamente a estos embriones, así podemos descartar enfermedades genéticas e incluso podemos saber si son de género masculino o femenino.

Cuidados post-transferencia

Después de hacer la transferencia de 1 o 2 embriones al útero llega la etapa de esperar 10 días para realizar la prueba embarazo pero durante este tiempo tenemos algunas recomendaciones para la pareja. La primera es que ella empiece a tomar su ácido fólico. Recuerden que es medio miligramo diario desde que se está buscando el embarazo y durante todo el primer trimestre. La segunda es comenzar a cuidar su alimentación particularmente evitar alimentos procesados y enlatados ya que pueden contener Bisfenol-A y este químico altera la función hormonal, en teoría pueden volver a su rutina diaria e incluso hacer ejercicio, pero por favor procuren llevársela leve y no hacer esfuerzos extremos, mantengan un nivel de actividad adecuado.

Espero que esta serie les haya permitido saber todo sobre la fertilización in vitro y no duden en contactarnos para ayudarles a tener su sueño cumplido.

“Apapáchense mucho, disfruten este tiempo y dense pequeños gustos, tener un estado de ánimo positivo puede hacer maravillas… Pero procuren no tener relaciones un par de semanas para evitar contracciones uterinas por lo menos hasta obtener la prueba de embarazo positiva”

Agenda tu consulta
Dr. Arturo Valdés
Dr. Arturo Valdés
Experto en fertilidad
Ver curriculum
¿Qué te pareció este artículo?